Feiraco no teme el fin de las cuotas

Su director general, José Luis Antuña, llama a la unión de los productores


santiago / la voz

A poco más de medio mes para que finalicen las cuotas lácteas tras casi tres décadas, la primera cooperativa láctea gallega, Feiraco, reunió ayer en Santiago a ganaderos y a socios para analizar la situación. Y su director general, José Luis Antuña, dibujó un panorama con muchas luces, sin apenas sombras.

En conversación con los medios antes del inicio de la jornada, el directivo calificó de «brillante» la posición de salida de Galicia: la modernización de las explotaciones, la eficiencia en costes y la creciente demanda internacional de productos lácteos son, a su juicio, factores que sitúan a la comunidad en una situación inmejorable. Pero, con la prudencia que lo caracteriza, Antuña sí deslizó algunas cuestiones que deben mejorar en la cadena de valor.

En el inicio, por ejemplo, la unión de productores para lograr una posición de fuerza en las negociaciones con la industria. Esto es lo que a su entender explica, por ejemplo, que en otros países de Europa no esté en la primera línea de la agenda política el debate de las normas y los contratos. «En el centro y en el norte del Viejo Continente hay grandes cooperativas y por tanto no es necesario regular la relación entre productores e industria, justo lo contrario de lo que sucede en el sur, donde es conveniente una regulación», explicó.

El director general de Feiraco, en tono irónico, dijo que la solución del sector «no pasa por el BOE», que es necesario que las explotaciones ganen base territorial para mejorar en la eficiencia de costes en un escenario de volatilidad de precios (algo que, a su juicio, no es nuevo). Y recordó que la distribución tiene su parte de responsabilidad en la cadena de valor.

En su intervención ante los socios y ganaderos, Antuña resaltó como necesario que todas las partes de la cadena de valor asuman unos márgenes racionales que permitan defender a las explotaciones protegiendo también el derecho del consumidor a comprar leche a un precio aceptable y asumible. Este es, en gran medida, uno de los grandes riesgos a los que se enfrenta el sector. El uso de la leche como producto reclamo en el lineal de venta con precios por debajo del límite razonable arrastra a la baja de las cotizaciones en origen. Y ello se explica porque es la industria la que envasa esos cartones de enseña o marca blanca.

A ello se refirió también la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, quien habló de un horizonte lleno de oportunidades siempre que cada agente de la cadena de valor asuma el compromiso que le corresponde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Feiraco no teme el fin de las cuotas