Las empresas del IBEX logran los mejores resultados de la última década

EFE

ECONOMÍA

Obtuvieron el año pasado un beneficio neto conjunto que rozó los 30.000 millones, un 45,6 % más que un año antes

28 feb 2015 . Actualizado a las 15:05 h.

Las empresas que componen el principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, obtuvieron el año pasado un beneficio neto conjunto que rozó los 30.000 millones de euros, un 45,6 % más que un año antes en lo que ha sido su mejor ejercicio de la última década en cuanto a la mejora de los beneficios.

Aunque en términos absolutos estos 29.568,6 millones de euros son casi la mitad de los más de 51.000 millones que ganaron en 2010, récord absoluto, una mejora de más del 40 % en los resultados no se veía desde 2005, cuando las compañías que entonces formaban el índice ganaron un 44 % más que un año antes.

La composición del índice no era exactamente la misma hace un año que ahora, ya que en estos doce meses el Comité Técnico del Ibex decidió que Abengoa sustituyera a Ebro Foods y Endesa a Viscofán.

Además, los resultados de Inditex no se corresponden exactamente con los del resto de cotizadas, ya que su año fiscal es distinto y termina en octubre.

Con estas salvedades, es evidente que las grandes empresas cotizadas españolas han dejado atrás lo peor de la crisis incluso con algunas de ellas -Arcelormittal, FCC e Indra- registrando pérdidas o reduciendo beneficios -Ferrovial, Iberdrola y OHL-.

Lejos quedan las pérdidas conjuntas de más de 6.000 millones de euros de 2012, debido a los resultados negativos registrados por Bankia y algunas constructoras, y más aún los efectos devastadores de los ataques contra las Torres Gemelas o el impacto de la crisis de las hipotecas «subprime» o de alto riesgo desatada en Estados Unidos, inicio de la crisis más aguda desde la II Guerra Mundial.

El ataque contra las Torres Gemelas tuvo como consecuencia que en 2002 el beneficio de las empresas cotizadas del IBEX 35 fuera más de un 25 % inferior al de 2001, y que su capitalización bursátil cayera un 28 %.

Desde entonces y hasta 2008 las mayores cotizadas españolas no paraban de incrementar año tras año su beneficio neto atribuido, hasta superar los 50.000 millones de euros en 2007, y de nuevo en 2010, pero la crisis global y financiera se cebó con España y las empresas españolas han tardado cinco años en levantar la cabeza.