Vella admite errores, pero se resiste a tumbar el plan que prohíbe el xeito

El comisario de Pesca dice que no hubo intención de dañar la pesca gallega


Bruselas / Corresponsal

El comisario europeo de Pesca, Karmenu Vella, y el presidente de turno del Consejo de Pesca, Janis Duklav, acudieron ayer a una de sus citas más importantes en la Eurocámara. Ambos presentaron las prioridades en materia de pesca para el 2015. O al menos lo intentaron, porque lo que debía ser un intercambio de puntos de vista sobre varios asuntos se convirtió ayer en un monográfico sobre la prohibición del xeito: «Es un problema bastante polémico», aseguró ayer el maltés tras la intervención de varios diputados.

No hay cita europea sobre pesca en la que no salga a relucir el problema de los xeiteiros, que ven amenazado su sustento económico por la propuesta radical que presentó el pasado año Damanaki para prohibir todas las redes de enmalle a la deriva, incluidas las que se emplean en la pesca artesanal como es el caso del xeito, un arte que apenas genera impacto en el medio marino. «Sabemos que la prohibición total no es la solución», reconoció ayer Vella después de las duras críticas vertidas por varios eurodiputados al «caramelo envenenado» que legó la anterior comisaria, como lo calificó el popular Gabriel Mato. Entre la comprensión y la obligación de quien tiene que defender a su equipo y no desacreditar a su antecesora, Vella se justificó: «No tuvimos intención de afectar a pesquerías como la gallega». Dijo esto después de que la inmensa mayoría de los presentes solicitasen abiertamente la retirada de la propuesta: «Para no añadir más incertidumbre anuncie hoy aquí la retirada de la propuesta», pidió el popular Millán Mon. «Retire la propuesta y presente otra. Es lo peor que ha tenido la política común de pesca», denunció el portugués João Ferreira. A esta petición se sumaron otros diputados gallegos como el socialista José Blanco, la diputada de AGE, Lidia Senra, y la portavoz para asuntos europeos del BNG, Ana Miranda. «Pido oficialmente la retirada de la propuesta y la presentación de una nueva que se ajuste a la realidad», apuntilló el presidente de la Comisión de Pesca, Alain Cadec.

Petición formal

La presión no hizo mella en Vella, que pidió a la Eurocámara una petición formal para desterrar definitivamente la iniciativa. Hasta entonces, el maltés promete «apertura de miras» para evitar que el xeito salga mal parado: «Si hay que mejorar el texto, hagámoslo», manifestó.

El comisario no quiso abandonar la sala sin sacudir parte de las culpas que recaen sobre la Comisión y dejó un recado a las autoridades nacionales: «Hubo consultas públicas, estudios e informes de impacto. No todas las partes interesadas facilitaron información. No es nuestra culpa, no tuvimos la información a tiempo. Ahora todo es más claro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Vella admite errores, pero se resiste a tumbar el plan que prohíbe el xeito