«El objetivo último no puede ser la reducción del déficit, sino crecer»

Sostiene que «hay margen» para cambiar la política fiscal y presupuestaria

De la Rocha asegura que el PSOE derogará la última reforma laboral cuando gobierne.
De la Rocha asegura que el PSOE derogará la última reforma laboral cuando gobierne.

madrid / la voz

El mensaje del secretario de Economía del PSOE, Manuel de la Rocha (Madrid, 1972), es claro: no podrá decirse que se ha salido de la crisis, que hay recuperación «verdadera», hasta que no se hayan reconquistado los derechos laborales y sociales perdidos. Forjado profesionalmente en organizaciones internacionales, incluyendo la Comisión Europea o el Banco Mundial, el responsable del área económica del PSOE de Pedro Sánchez defiende que «hay margen» para hacer una política diferente, que suture la brecha de la desigualdad profundizada por las recetas neoliberales. Y desgrana propuestas con las que los socialistas quieren reconquistar -en ese espacio de la izquierda que ahora también le disputa Podemos- a un electorado desencantado.

-Rajoy dice que la crisis es historia, De Guindos que ya no hay miedo a perder el empleo... ¿El discurso de la recuperación es creíble o electoralista?

-Hay mucho de clave electoral. No negamos que las cifras macroeconómicas están mejorando. Pero una cosa es salir de la recesión y otra decir que se ha superado la crisis. No habrá recuperación verdadera hasta que se puedan recuperar los derechos laborales y sociales perdidos. Aunque estamos viendo un rebote, se debe a factores externos -petróleo, cambio del euro, tipos bajos- que tienen poco que ver con la actuación del Gobierno. El Ejecutivo debería aprovechar esta oportunidad tan favorable que ofrecen las condiciones externas para hacer las reformas que España necesita, que no es tanto esa devaluación salarial permanente -la obsesión del Gobierno de Rajoy- sino cambiar el patrón de crecimiento, mejorar la productividad, la competitividad, apostando por el capital humano, la innovación...

-El objetivo de déficit se nos ha atragantado cada año y estamos en récord de deuda pública. ¿Renegociarían ustedes con Bruselas? ¿Reestructuración de la deuda, como propone Syriza en Grecia o Podemos aquí?

-Nosotros no estamos a favor de la reestructuración de forma unilateral. Proponemos la creación de un fondo de amortización de deuda a nivel europeo al que todos los países transferirían la que exceda del 60 %, lo que permitiría financiarla mejor. Nada que ver con una quita. Estamos preocupados con el enorme aumento de la deuda, en 265.000 millones, en estos años. La clave es el crecimiento. El objetivo último no puede ser la reducción del déficit sino crecer. Por eso hay que hacer políticas en ese sentido.

-¿Cuáles? ¿Qué política de gasto aplicarían, de dónde recortar? ¿Subirían los impuestos?

-En cuanto a la senda de déficit fiscal, el PP en su programa de estabilidad plantea la consolidación fiscal, la reducción del déficit hasta el 1 % en el 2017, bajando el gasto público hasta el 38 % del PIB, es decir, más alejado de la media de la UE. Nosotros creemos que la consolidación fiscal se tiene que hacer sin afectar aún más al gasto público, porque es recortar más el Estado del Bienestar.

-¿Cómo?

-Con una reforma fiscal para elevar los ingresos, no para reducirlos, como ha hecho el PP, y acercarnos a la media europea. Por supuesto estamos a favor de la eficiencia del gasto. Queremos que se deje de hablar de gasto social y hablar de inversión social, y defendemos la estabilidad presupuestaria como garantía de sostenibilidad del Estado del Bienestar, que es muy diferente del equilibrio presupuestario que plantea el PP.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«El objetivo último no puede ser la reducción del déficit, sino crecer»