Japón pone en marcha un plan de 24.000 millones para revitalizar su economía

Rebaja el coste de los combustibles a las familias con menos recursos y pone fondos a disposición de las administraciones locales para fomentar el consumo

Shinzo Abe, primer ministro de Japón .
Shinzo Abe, primer ministro de Japón .
agencias

Poco ha tardado el nuevo Gobierno japonés en ponerse manos a la obra para tratar de reanimar la maltrecha economía del país, lastrada por la subida del IVA y la caída del yen. Tanto es así, que el Consejo de Ministros dio ayer luz verde a un nuevo plan de estímulo de 3,5 billones de yenes (unos 23.800 millones de euros). Entre sus medidas estrella, un subsidio para rebajar el coste de los combustibles a las familias con menos recursos.

El paquete incluye acciones concretas centradas en elevar el poder adquisitivo de las clases medias y en las zonas rurales del país, en especial en las más castigadas por el terremoto y el tsunami de marzo del 2011, así como en apoyar a las pequeñas y medianas empresas. En particular, se han movilizado 1,2 billones de yenes (8.160 millones de euros) para conceder subvenciones a las pymes que cumplan determinadas condiciones. Deberán invertir estas ayudas en subidas salariales, para compensar así el aumento de los precios que viene promoviendo el Banco de Japón (BoJ) para sacar al país de la deflación crónica.

Otros 1,7 billones de yenes (11.560 millones de euros) se destinarán a proyectos de prevención de desastres y reconstrucción de zonas afectadas por la catástrofe natural del 2011.

Asimismo, 600.000 millones de yenes (4.080 millones de euros) irán a parar a regiones que sufran un descenso de su población, como es el caso en muchas áreas rurales del país, y se invertirán en subsidios a la producción de arroz o en infraestructuras de transporte.

Más obra pública

Con vistas a favorecer la recuperación del estancado sector inmobiliario, el Gobierno también incrementará su gasto en obras públicas y pondrá en marcha otras medidas para promover construcciones más respetuosas con el medio ambiente. Entre ellas, destaca la concesión de «eco-cheques» o cupones intercambiables por productos ecológicos a los particulares que construyan sus viviendas con medidas de ahorro energético.

Por último, se financiarán fórmulas de apoyo a la maternidad en 50 municipios del país, como el aumento de los servicios médicos y sociales y el incremento del número de plazas disponibles en guarderías.

«Con la rápida implementación de estas medidas, creo que podremos impulsar el consumo, ayudar a la economía provincial, y llevar el ciclo de crecimiento positivo a todos los rincones del país», aseguró el prime r ministro, Shinzo Abe, poco después de la aprobación del plan.

El Gobierno cree que los estímulos aprobados sumarán siete décimas al PIB nipón.

La economía japonesa entró en recesión en el tercer trimestre, debido a que el consumo doméstico -que supone el 60 % del producto interior bruto- se resintió por el aumento del IVA del pasado abril.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Japón pone en marcha un plan de 24.000 millones para revitalizar su economía