Margallo saca la cara por el consorcio que construye el AVE del desierto

Asegura que las empresas españolas están cumpliendo los plazos establecidos


El consorcio español adjudicatario del tren de alta velocidad entre las ciudades saudíes de Medina y La Meca dice estar cumpliendo los plazos establecidos, lo que ha sido transmitido a Arabia Saudí por el Gobierno español, según el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo. En declaraciones a la prensa en El Cairo, donde se encuentra de visita, García Margallo indicó que «el consorcio español dice que el retraso se debe al retraso de unas compañías de otro país en el suministro de una plataforma».

En ese sentido, aseveró, las empresas españolas sostienen que están «cumpliendo los plazos establecidos y no hay ningún incumplimiento por su parte, cosa que hemos transmitido a las autoridades saudíes», con las que -dijo- España mantiene un contacto continuo al respecto.

La respuesta del consorcio se produce después de que el nuevo ministro saudí de Transportes, Abdalá bin Abdurrahman al Muqbel, visitara recientemente las obras y se quejara del retraso en la construcción, lo que llevó al Gobierno español a ponerse en contacto con las empresas españolas involucradas para conocer su versión. Ayer, las empresas integrantes del consorcio mantuvieron una reunión y aseguraron que están cumpliendo «escrupulosamente» el contrato dentro de los plazos establecidos, al tiempo que se pusieron a disposición de los responsables saudíes para atender sus demandas lo antes posible. Reconocieron que la parte saudí requiere un esfuerzo adicional por parte de las 12 empresas españolas que configuran el consorcio a fin de acelerar la construcción de la infraestructura.

El consejero delegado de la compañía OHL, Josep Piqué, expresó el ofrecimiento a asumir más trabajo para cumplir el calendario, una propuesta que no fue bienvenida por parte de algunas empresas que figuran en el consorcio.

El contrato para la construcción del AVE entre Medina y La Meca fue adjudicado al consorcio Al Shoula frente a otra propuesta francesa en octubre del 2011, por un valor de 6.736 millones de euros, e incluye el diseño y construcción de la superestructura y sistemas ferroviarios y el suministro de 36 trenes de alta velocidad.

El llamado «tren de los peregrinos» cubrirá en menos de dos horas y media los 440 kilómetros que separan las dos ciudades santas para el islam, visitadas cada año por millones de fieles. El trayecto se compone de cinco megaestaciones (La Meca, Medina, KAEC, Yeda y KAIA), de cuyo mantenimiento, operación y explotación comercial se encargará Adif. Está previsto que los trabajos estén concluidos en diciembre de 2016. Las doce empresas españolas que forman el consorcio son Adif, Cobra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL Internacional, Renfe y Talgo, junto a las locales Al Shoula y Al Rosan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Margallo saca la cara por el consorcio que construye el AVE del desierto