Guerra abierta entre las empresas del consorcio del AVE a La Meca

La constructora gallega Copasa se ha ofrecido a asumir más carga de trabajo para asegurarse de que se cumplen los plazos

la voz

El Gobierno saudí no está dispuesto a tolerar más retrasos en la ejecución del AVE Medina-La Meca y ha amenazado con expulsar del proyecto al consorcio que se adjudicó la obra y en el que participan 12 empresas españolas. Sus advertencias han desencadenado un duro enfrentamiento entre dos de ellas: OHL y la gallega Copasa.

La constructora que controla y preside Villar Mir se ha ofrecido a asumir más carga de trabajo para asegurarse de que se cumplen los plazos. Lo que en la práctica supone una acusación no demasiado velada de que sus socios no están poniendo toda la carne en el asador. En Copasa, las declaraciones realizadas a Efe por el consejero delegado de OHL, Josep Piqué, han sentado como un tiro. Y la reacción de la gallega no se ha hecho esperar: Copasa ha asegurado que está capacitada para construir el proyecto, cumplir e incluso acortar los plazos. Y asegura y ha asegurado que el tramo 4, que corresponde a OHL, es el único que arrastra un retraso considerable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Guerra abierta entre las empresas del consorcio del AVE a La Meca