Los bajos precios del petróleo se mantendrán y contribuirán a elevar el PIB mundial

El FMI considera que los precios del crudo permanecerán por debajo de sus niveles de los últimos años, algo que podría subir el PIB global entre un 0,3 % y un 0,7 %

EP

Expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) consideran que los precios del petróleo continuarán bajos más tiempo, algo que supone un «gran estímulo» para la economía global y podría elevar el Producto Interior Bruto (PIB) mundial en 2015 entre un 0,3% y un 0,7% respecto al escenario base.

En un artículo de Rabah Arezki y Olivier Blanchard para el blog del FMI titulado Siete preguntas sobre la reciente caída de los precios del petróleo, ambos autores destacan que este descenso está afectando a «todo el mundo» (productores, exportadores, gobiernos y consumidores), pero en general es un «gran estímulo» para la economía global y consideran que «los mercados de contratos a futuro sugieren que los precios del crudo subirán pero permanecerán por debajo de sus niveles de los últimos años».

En este contexto, calculan que el PIB mundial se incrementaría el próximo año entre un 0,3% y un 0,7% en comparación con un escenario sin caída de los precios del crudo, aunque inciden en que estas simulaciones no suponen una previsión del FMI sobre el estado de la economía mundial.

Arezki y Blanchard recalcan que, sin embargo, hay «mucho más» en torno a esta historia «compleja y cambiante» relativa a los descensos de petróleo, que puede tener consecuencias en la estabilidad financiera y afecta a los países de forma desigual.

El articulo destaca que los mercados de futuro sugieren que los precios del petróleo repuntarán, pero se mantendrán por debajo de los niveles de los últimos años. En cambio, agrega que existe una «gran incertidumbre» sobre la evolución de los factores de la oferta y la demanda.

Diferencias entre países

En este sentido, subrayó que, aunque no hay dos países a los que les esté afectando por igual este descenso, algunos sí comparten unas tendencias comunes. Así, las economías avanzadas importadoras y algunos emergentes se están beneficiando de unos mayores ingresos de los hogares, unos menores costes de producción y mejorada posición exterior.

Por su parte, la caída de los precios del crudo se traducirá en unos menores ingresos en las economías exportadoras de petróleo, lo que puede poner bajo presión sus presupuestos y sus balances.

En este contexto, considera que, pese a que los riesgos a la estabilidad financiera han aumentado, siguen siendo limitados y las presiones en las divisas se han visto limitadas hasta la fecha a unos pocos países como Rusia, Nigeria y Venezuela. «Dados los vínculos financieros globales, estos acontecimientos exigen una mayor vigilancia en todo el mundo», añade.

Los expertos del fondo señalan que los países exportadores van a querer suavizar el ajuste sin recortes abruptos del gasto fiscal. En su opinión, las economías sin sólidas normas fiscales y fondos de ahorros pueden sufrir «significativas» presiones presupuestarias y en las divisas, que sin unas políticas monetarias adecuadas pueden llevar a una elevada inflación y una mayor depreciación.

Por otro lado, remarcan que los descensos de los precios suponen una oportunidad para que muchos países puedan reducir sus subsidios energéticos y usar los ahorros para transferencias más concretas e, incluso, incrementar los impuestos energéticos para reducir otros.

En la zona euro y Japón, donde la demanda es débil y la política monetaria no convencional ha hecho casi todo lo que podía, la orientación de los bancos centrales es «crucial» para anclar las expectativas de inflación en el medio plazo para hacer frente a la caída de los precios del crudo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los bajos precios del petróleo se mantendrán y contribuirán a elevar el PIB mundial