Repsol aguarda el visto bueno de Talisman para cerrar su compra

La adquisición de la canadiense podría superar los 9.000 millones


Madrid / Colpisa

Repsol ultima los detalles de la compra de Talisman Energy. El consejo de la petrolera española trató en su reunión de ayer «el análisis de una posible transacción», que consistiría en la «adquisición de la totalidad del capital social de la sociedad canadiense», según precisó la compañía en un hecho relevante enviado a la CNMV. Por su parte, Talisman reconoció la existencia de negociaciones en relación «a una transacción corporativa». La empresa que preside Antonio Brufau aguarda el visto bueno del máximo órgano de gestión de la canadiense para formalizar una operación que puede alcanzar un monto global de más de 9.000 millones de euros.

La adquisición de Talisman permitiría a la multinacional española reforzar su posición en el negocio de exploración y producción, al tiempo que abriría un ciclo expansivo una vez pasada la turbulenta página de YPF. En su informe de resultados de los primeros nueve meses del año, Repsol declaraba tener un nivel de liquidez de 10.448 millones de euros, lo que unido a su bajo nivel de endeudamiento (1.998 millones de euros) la sitúan en «una posición óptima para abordar un nuevo impulso a su crecimiento».

Escaldada por la experiencia de YPF -la compañía logró una indemnización de 3.700 millones de euros por parte del Gobierno argentino tras arduas negociaciones-, el objetivo Repsol apuntaba a una compañía del área de los países desarrollados, con una regulación más o menos estable. Aunque las negociaciones se activaron hace meses, no ha sido hasta ahora cuando la operación de compra ha tomado un definitivo impulso.

El ya nada disimulado interés de Repsol ha disparado los títulos de Talisman. El viernes, las acciones de la compañía se revalorizaron un 18 % en la Bolsa de Toronto y ayer subieron otro 20 %.

La pasada semana, el Financial Times aseguraba que la oferta de Repsol se situaba en una horquilla que iba de los seis a los ocho dólares canadienses por acción, lo que suponía valorar Talisman Energy entre 6.190 y 8.250 millones de dólares canadienses (4.272 y 5.700 millones de euros). Una cifra a la que habría que añadir la deuda del grupo, que alcanza los 3.400 millones de euros. En total, más de 9.000 millones de euros.

La adquisición de Talisman (presente en 18 países de los cinco continentes) potenciaría la presencia de Repsol en el sudeste asiático y Australia, que es donde se concentran buena parte de los yacimientos de la que en estos momentos es la quinta petrolera de Canadá. Prácticamente el 85 % de la producción de la compañía -que también opera en el Atlántico Norte- proviene de aquella zona, así como del continente americano (Estados Unidos y Canadá). Los 387.000 barriles diarios que, de media, saca la canadiense permitirían a Repsol incrementar su producción en aproximadamente un 80 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Repsol aguarda el visto bueno de Talisman para cerrar su compra