España exige a sus socios un trato «equitativo» en el reparto de cuotas

Tejerina cree que Bruselas es «muy estricta» con los pescadores españoles

Tejerina con el ministro alemán de Pesca y el el vicesecretario británico, ayer en Bruselas.
Tejerina con el ministro alemán de Pesca y el el vicesecretario británico, ayer en Bruselas.

Bruselas / La Voz

El último Consejo de Pesca del año arrancó ayer en Bruselas con reproches velados entre los 28 socios de la UE y la Comisión Europea. La ministra española de Pesca, Isabel Tejerina, anticipó a su llegada unas «negociaciones muy difíciles» y así fue.

La jornada de ayer se centró en la exposición de las principales quejas y ambiciones de cada Estado miembro. Una entente liderada por España, Francia, Portugal, Irlanda y Malta exigió al comisario europeo de Pesca, Karmenu Vella, igualdad de trato entre países y criticaron abiertamente que se aprobase el aumento de las cuotas de rodaballo en el Mar Negro en favor de Bulgaria y Rumanía en contra de lo que indicaban los informes científicos, algo que no se hace con el resto de la flota europea: «España defiende planteamientos coherentes y apoyados siempre sobre la base de criterios científicos. Las decisiones de la Comisión Europea deben ser equilibradas y equitativas independientemente de la especie o zona de pesca», manifestó Tejerina antes de la reunión de ministros.

No fue la única queja que puso sobre la mesa la delegación española. El reparto de cuotas vigente es especialmente perjudicial para España que sufre los efectos del principio de estabilidad relativa. La flota dispone de reducidas posibilidades de pesca en comparación con otras de menor tamaño a las que históricamente se les asignan unos cupos amplios que en raras ocasiones aprovechan en su totalidad: «No será fácil, pero vamos a intentar mejorar los TAC. Buscamos más equilibrio y equidad», anunció la ministra española antes de criticar la postura de Bruselas con los pescadores españoles: «Desde nuestro punto de vista, la Comisión Europea es muy estricta y creemos que hay margen de mejora para ofrecer más posibilidades de capturas», aseguró.

Hay varios factores que pueden malograr las aspiraciones moderadas de la flota y el Gobierno español. En primer lugar, la ministra acude a las negociaciones con un margen de maniobra muy limitado: Bruselas propone descenso de cuotas para España en 14 especies de interés comercial, entre ellas la merluza, el jurel y el gallo. Solo acepta un aumento en dos pesquerías (rape del Cantábrico y jurel en aguas de Portugal) y plantea congelar el TAC para otras dos (cigala del Golfo de Vizcaya y anchoa en aguas ibéricas).

¿Será Vella otro Damanaki?

Por otra parte, países como España, Portugal o Francia temen que el maltés Vella haya heredado la cerrazón de su antecesora, la griega Maria Damanaki: «El objetivo de España es que se tenga en cuenta la sostenibilidad de los recursos pesqueros, pero también que las decisiones sean compatibles con la sostenibilidad socioeconómica», afirmó Tejerina, sin querer entrar a dar detalles sobre el perfil del nuevo comisario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

España exige a sus socios un trato «equitativo» en el reparto de cuotas