La UE tumba el programa de desarrollo rural de la Xunta por no pactarlo con el sector

La Comisión Europea vincula la financiación de 889 millones hasta el 2020 a subsanar «una serie de problemas graves»


Santiago / La Voz

La propuesta del Programa de Desarrollo Rural (PDR) elaborada por la Xunta, mediante la cual Galicia dispondrá de 889 millones en fondos comunitarios hasta el 2020, no ha gustado nada en Bruselas. El pasado 11 de noviembre, la Comisión Europea mandó a la Administración autonómica un documento que contiene 400 observaciones y en el que se constatan una «serie de problemas graves» que requieren una aclaración para que las autoridades comunitarias reevalúen el plan y puedan darle su visto bueno.

Entre las muchas apreciaciones, a grandes rasgos, Bruselas censura que no basta con incluir un listado de temas para el PDR sino que deben justificarse los criterios de selección. La Comisión Europea invita a la Xunta a mejorar la información que presenta y a evitar repeticiones, pero el grueso de la reprobación de Bruselas pivota en el hecho de que la normativa comunitaria obliga a la Xunta consensuar el PDR con el mundo rural, con los agentes sociales implicados. Un requisito con el que la UE pretende evitar el reparto clientelar de los fondos europeos.

Preguntada al respecto, la Consellería de Medio Rural vinculó el documento de Bruselas a un proceso ya habitual, en el que una administración envía su propuesta a la UE y esta formula las consideraciones que estima oportunas. Sin embargo, otras fuentes consultadas en el ámbito comunitario revelan que, lejos de ser lo habitual, un documento como el enviado a la Xunta «es sumamente excepcional».

De hecho, el rechazo de Bruselas a la propuesta gallega de PDR, formalizado en el envío de un documento en noviembre, tiene su origen a comienzos del pasado verano. El sector forestal elevó entonces una queja a la UE denunciado que Medio Rural había elaborado el programa sin consensuarlo con los agentes sociales. Y la UE llegó incluso a enviar personal a Galicia para supervisar el proceso. De hecho, el 12 junio del 2014, se celebró en Ribadumia una reunión entre personal de Medio Rural y técnicos de la UE. Los inspectores comunitarios advirtieron a la Xunta que el PDR debía diseñarse en coordinación con los agentes del sector. Y que era mejor retrasar el envío del documento a que este fuera devuelto por la Comisión, pero la Administración gallega mandó el programa a Bruselas el 22 de junio.

El origen del desencuentro entre el sector forestal y la Xunta -concretamente con su secretario xeral de Medio Rural- se sitúa en el descenso de los fondos para inversión en el monte porque una gran parte de los recursos, en un año electoral, irán destinados a los ayuntamientos para financiar la prevención de incendios. Lo sucedido amenaza con retrasar la llegada a Galicia de los llamados fondos Feader.

Votación
7 votos

La UE tumba el programa de desarrollo rural de la Xunta por no pactarlo con el sector