Rajoy, optimista, dice que estas son «las Navidades de la recuperación»

Insiste en que al final de la legislatura habrá menos paro que al inicio

Rajoy, ayer junto al presidente de la CEOE, Juan Rosell.
Rajoy, ayer junto al presidente de la CEOE, Juan Rosell.

Madrid / Colpisa

El paro es el dato que se le atraganta al Gobierno para poder proclamar el final de la crisis. Sin embargo, el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, volvió a insistir ayer en que el desempleo al acabar la legislatura será inferior al que había al comienzo. «La tasa se situará en el 2015 claramente por debajo del 22,5 % con el que cerró 2011 %», aseguró durante su intervención en el Encuentro Empresarial sobre el Plan Estratégico de Internacionalización y Mercados Prioritarios 2014-2015 organizado por el Consejo Empresarial de la Competitividad y la CEOE. Una afirmación que hace unos meses nadie del Gabinete se atrevía a pronunciar. De hecho, la previsión en los Presupuestos Generales es que el 2015 terminaría con una tasa de paro del 22,9 %. La EPA del tercer trimestre del 2014 la sitúa en el 23,6 %.

Este optimismo está vinculado, según Rajoy, a los datos de noviembre -el mayor descenso de la serie histórica con 14.000 parados menos-, que muestran una disminución «innegable» de la tasa de desempleo, aunque no tan rápida como él querría. Las cifras «no nos dan tregua», reconoció, para añadir inmediatamente después que el Gobierno tampoco le da «tregua al paro» y que el 2014 será el primer año de la crisis con creación neta de empleo

Más allá del desempleo, el presidente volvió a presumir del cambio de tendencia que se ha producido en España en los últimos dos años y medio hasta considerar que «la crisis ya es historia del pasado en muchos aspectos». Es más, señaló que estas «van a ser las Navidades de la recuperación».

Así, Rajoy recordó que España es el país que más crece entre los grandes de la UE y que lo seguirá haciendo el próximo año. «De enfermo de Europa hemos pasado a vanguardia de la recuperación en Europa», aseguró. Sin embargo, Rajoy rechazó las acusaciones de que se trate de un discurso triunfalista, sino «el relato del cambio que protagonizan lo españoles». «La legislatura empezó como la segunda de la crisis y acabará como la de la recuperación», manifestó.

Ante las críticas de que los ciudadanos no aprecian esa mejoría, reconoció que las recuperaciones son «graduales» y poco «perceptibles». «No son un gran telón que se abre y dan lugar a una nueva realidad. Es el tiempo el que lo hace perceptible a los ojos de los ciudadanos», afirmó.

Por eso insistió en que la legislatura terminará con una economía mucho más saneada.

El presidente no dudó en enumerar los buenos datos macroeconómicos. Así, reiteró que España es el país del G-20 que ha realizado un mayor esfuerzo de consolidación fiscal y reducción del déficit. También recordó que las inversiones en España han crecido: «Hemos pasado de ser un país que veía como se marchaban los inversores a observar que vuelven con confianza».

Una confianza que Rajoy también ve en los mercados con un bono a diez años por debajo del 2% por primera vez en la historia.

Sin embargo, advirtió que estos éxitos se han producido gracias a la estabilidad institucional de la que ha gozado su Gobierno. «Es algo que debemos tener muy presente cuando alguna fuerzas tratan de inocular una idea catastrofista en la mente de los españoles con apoyos tan sorprendentes como inexplicables», aseguró en referencia al auge de Podemos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Rajoy, optimista, dice que estas son «las Navidades de la recuperación»