ACS entra en la construcción del primer AVE de Estados Unidos

El grupo se adjudica un contrato de unos mil millones de euros


Corresponsal / Nueva York

Un consorcio en el que participa ACS se ha impuesto en la puja abierta por la autoridad ferroviaria de California para construir el segundo tramo del tren de alta velocidad que recorrerá el estado. Se trata del primer AVE que circulará en Estados Unidos. En una primer etapa, la línea unirá las dos ciudades más importantes de California: San Francisco y Los Ángeles. Lo hará en dos horas y 40 minutos, tres veces menos de lo que se tarda en coche (entre seis y ocho horas) aunque más del doble de lo que supone hacerlo en avión (una hora). Después será ampliada hacia el norte, hasta Sacramento; y por el sur, en dirección a San Diego.

El contrato, valorado en 1.235 millones de dólares (casi mil millones de euros), se refiere a la construcción de 105 kilómetros de un trazado que incluye 36 pasos elevados, viaductos y pasos subterráneos. ACS ha acudido a la puja a través de dos de sus filiales, Dragados y Flatiron, y junto a la constructora estadounidense Shimmick. En ese consorcio, ACS tiene un 70 % (un 35 % por cada una de las filiales) y Shimmick el 30 % restante.

El tramo que construirá ACS es el comprendido entre la ciudad de Fresno y el norte de Bakersfield, lo que se conoce como Central Valley. Se trata de una de las zonas más castigadas por la crisis y con una de mayores tasas de paro del país. El organismo público que gestiona la construcción del AVE en California aseguró ayer que se crearán miles de empleos en la zona.

Al concurso por este segundo tramo que ha ganado ACS, también concurrió otra empresa española, OHL, además de la compañía californiana Tutor Perini, esta última ya obtuvo la licitación para construir el primer tramo. Pero, esta vez, ganó ACS.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

ACS entra en la construcción del primer AVE de Estados Unidos