Bruselas traslada a los xeiteiros que su arte «no parece un problema»

Espe Abuín BRUSELAS / E. ESPECIAL

ECONOMÍA

Los marineros invitaron a los miembros de la Comisión Europea a comprobar in situ cómo se trabaja con el xeito.
Los marineros invitaron a los miembros de la Comisión Europea a comprobar in situ cómo se trabaja con el xeito. Delmi Álvarez

No precisó, sin embargo, si se excluirá de la prohibición de las redes de deriva

04 dic 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

El xeito gallego y la Comisión Europea mantuvieron ayer un cara a cara. Se celebró en terreno del Ejecutivo comunitario y fue auspiciado por el BNG, que llevó hasta Bruselas a una delegación compuesta por una veintena de personas, entre las que había patrones mayores (A Pobra, Rianxo, Redondela y Cangas), marineros (de Rianxo, A Illa, Cambados, Moaña, Redondela y Cabo de Cruz) y un alcalde, Adolfo Muíños, de Rianxo, que es consciente de que, con 116 xeiteiros en su puerto, si se prohíbe esta arte, «Rianxo perdería parte de ser Rianxo».

Todos defendieron poder seguir viviendo de un «arte milenario», selectivo, sin capturas accidentales de delfines o tortugas, respetuoso con el medio ambiente, que captura una nimia parte de sardina en comparación con el cerco, de gran importancia socioeconómica en zonas costeras muy dependientes de la pesca...

«Es increíble que nos encontremos en esta situación», expuso Clemente Bastos, patrón mayor de Redondela. Y la situación en cuestión es una amenaza de prohibición sobre la cabeza, al estar metido el arte en el mismo saco que las volantas de la muerte y otros aparejos de enmalle a la deriva que nada tienen que ver con el xeito.