Obligan a la embotelladora de Coca Cola a pagar los sueldos de 351 despedidos

La compañía tendrá que abonar los salarios independientemente de que los reincorpore o no


Madrid / Colpisa

Segundo varapalo judicial severo para Coca-Cola Iberian Partners, el grupo que distribuye en España el conocido refresco y otros productos de la multinacional estadounidense. La Audiencia Nacional instó ayer a la compañía, que aglutina a las distintas embotelladoras regionales que antes se repartían el mercado nacional, a cumplir de forma efectiva la sentencia que dictó el pasado 13 de junio para anular su expediente de regulación de empleo (ERE), que afectó a 1.190 trabajadores y conllevó el cierre de cuatro plantas (Alicante, Fuenlabrada, Palma de Mallorca y Oviedo). Como resultado de aquel expediente, que según los jueces fue impuesto con malas artes -constataron que se hurtó información a los representantes de los trabajadores y que se vulneró el derecho a huelga-, hubo 821 despidos. De ellos, 351 se adhirieron a la demanda de ejecución de sentencia presentada por CC. OO. y UGT y son los que ahora deberán ser readmitidos por la embotelladora de Coca-Cola que, si no quiere darles carga de trabajo, podrá optar por pagarles los salarios aunque no vayan a trabajar.

De hecho, lo primero que ordena el tribunal es que se les abonen los sueldos pendientes desde que se publicó su primer fallo, incluyendo los intereses por el atraso. Los sindicatos, no obstante, insistirán en que ese pago retroactivo se extienda al 1 de abril, cuando se ejecutó el ERE.

Pendientes del Supremo

La primera en recurrir al Tribunal Supremo, no obstante, fue la propia empresa, para que se anule la resolución de la Audiencia.

Su problema es que, mientras tanto -la tramitación puede durar un año-, debe cumplirla y, por lo tanto, decir en apenas una semana si reincorpora a los 351 trabajadores «en las condiciones que regían con anterioridad a su despido» o los deja en su casa, pero pagándoles.

Desde la compañía dicen que estudiarán si los mandan a otras plantas -en la mayoría de los casos, las suyas ya están cerradas-, aunque esto podría chocar con el criterio judicial. Del mismo modo, aducen que solo afecta a los empleados que solicitaron la ejecución provisional del primer fallo, aunque los sindicatos apuntaron ayer que el resto de los afectados «aún está a tiempo» de pedirlo también. De hecho, fuentes sindicales de UGT en Begano, el embotellador gallego de Coca-Cola, explicaban ayer que algunos trabajadores decidieron no adherirse a las demandas de ejecución de sentencia presentada por los sindicatos y prefirieron afrontar el proceso por sus propios medios.

En el caso de la planta coruñesa, el fallo de ayer afecta a dos trabajadores que, según esas fuentes, fueron despedidos tras negarse a aceptar el traslado a otras fábricas, y que ahora recuperarán su empleo o, al menos, su salario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Obligan a la embotelladora de Coca Cola a pagar los sueldos de 351 despedidos