La CEOE se aferra a la moderación salarial para los dos próximos años

La patronal propone una subida máxima del 0,6 %, como la pactada este ejercicio


Redacción / La Voz

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, dejó claro ayer que la patronal no prevé «grandes sorpresas» en la negociación que mantiene con los sindicatos para alcanzar un pacto salarial para los dos próximos ejercicios que dé continuidad al acuerdo de negociación colectiva vigente desde el 2012, que expira a final de año. Y lanzó una cifra: 0,6 %. No es casual. Es el tope de incremento pactado para este ejercicio y también la subida salarial media recogida en los convenios firmados en lo que va de año.

«Al final, el fiel reflejo de la práctica, no de la teoría de lo que podemos firmar aguas arriba, es lo que se negocia y se firma en los convenios, y se están cerrando subidas salariales del 0,6 %, así que creo que por ahí van a ir los tiros», destacó Rosell, que esgrimió que «tampoco tenemos un margen de negociación tan alto».

La revisión salarial es, a día de hoy, la materia que más complica que patronal y sindicatos -que habían acercado sus posturas en otros temas espinosos- puedan alcanzar un acuerdo en las seis semanas que restan para que acabe el año, un calendario marcado por la convocatoria de elecciones en la CEOE para el próximo 17 de diciembre. Aunque en lo que respecta a la moderación salarial, no hay disensiones en el empresariado. Ayer mismo, el candidato que disputa a Rosell el cetro de la gran patronal, Antonio Garamendi, defendió que la contención de los sueldos «ha sido una pieza clave» de la recuperación económica, por lo que apostó por blindarla para los próximos ejercicios.

Y ahí es donde chocan frontalmente con los sindicatos. Porque si la patronal quiere incluir un tope máximo de incremento, para lo cual podría estar dispuesto a ceder en la duración del acuerdo para ello, limitándolo a uno o dos ejercicios frente a los tres del pacto en vigor -en lo que también influye la incertidumbre que rodea la situación económica, con la eurozona haciendo equilibrios sobre el alambre de la recesión-, las centrales no quieren ni oír hablar de establecer un techo y pretenden que cada sector se regule en función de su productividad. Para los sindicatos, es vital que se mantenga el poder adquisitivo, tras años de cesiones, y que la política retributiva contribuya a espolear una tenue recuperación, aunque su reclamación chocan con una inflación casi comatosa.

Al presidente de la CEOE le preguntaron ayer dónde queda entonces su reiterada propuesta de que aquellos sectores que tengan margen empiecen ya a subir salarios. Y Rosell insistió en que, en tanto que es la negociación colectiva la que determina en última instancia la evolución de los sueldos, habrá empresas o sectores donde estos subirán por encima de la media y otros en los que aún se experimentarán recortes. «Hay sectores en los que la crisis está ya más lejos, que están teniendo resultados positivos, pero recordemos que aún la mayoría de las empresas están en pérdidas», razonó el patrón de patronos, que vaticinó que «a medida que las empresas vayan teniendo más beneficios tendrán la voluntad de incrementar los sueldos en mayor medida, eso es lo que todos queremos».

Incrementos de facturación

De momento, la facturación de las empresas españolas ha aumentado de media un 1,7 % en los nueve primeros meses del año, frente al 0,57 % de incremento salarial medio pactado en los convenios firmados hasta octubre.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) certificó ayer que, en septiembre, la cifra de negocios de las empresas nacionales creció un 4,9 % respecto al mismo mes del año anterior, dato que rebaja en dos puntos una vez descontados los efectos estacionales y de calendario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La CEOE se aferra a la moderación salarial para los dos próximos años