Bruselas da portazo a Sri Lanka por pesca ilegal

Es el segundo mayor exportador de atún y pez espada a la Unión Europea, según Damanaki


Bruselas / Corresponsal

Sri Lanka se une a países como Camboya y Guinea en la lista negra de Estados tolerantes con la pesca ilegal. Lo anunció ayer la comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, quien decidió sacar tarjeta roja al país asiático y proponer la prohibición de importar sus productos pesqueros: «En noviembre del 2012 dimos un primer aviso. Dos años más tarde, las cosas no han cambiado mucho y algunos problemas han empeorado», aseguró la griega antes de apuntar las deficiencias en el sistema de control, la inexistencia de sanciones disuasorias para la flota de altura y el incumplimiento de las normas internacionales y regionales que se han detectado. Además, Sri Lanka autoriza la pesca de grandes buques en aguas del océano Índico sin GPS marinos, haciendo imposible el rastreo para certificar el origen de las capturas: «No podemos tolerar no saber si el pescado importado fue capturado de forma sostenible. Los ciudadanos europeos tienen el derecho a saber qué tienen en sus platos», indicó Damanaki. Las restricciones comerciales afectarán de lleno a su sector pesquero, ya que se trata del segundo mayor exportador de pez espada y atún a la Unión Europea. Sus exportaciones al mercado comunitario en el 2013 alcanzaron un valor de 74 millones de euros.

La pesca ilegal produce al año unos 10.000 millones de euros, según  estimaciones de la Comisión Europea. En la intensa lucha global contra esta actividad Bruselas ha conseguido apuntarse algunos tantos. Ayer mismo anunció que cinco nuevos países recibirán la tarjeta verde tras ceder a la presión del Ejecutivo para que colaborasen en el control, inspección y seguimiento de buques. Belice, Fiyi, Panamá, Togo y Vanuatu han hecho los deberes: «La actitud positiva de estos países debe servir de modelo. A Belice se le llegó a sacar tarjeta roja en marzo, lo que demuestra que la lucha emprendida por la UE funciona», apuntan fuentes comunitarias. Todas las restricciones comerciales que pesaban sobre estos países se han levantado.  

Compensaciones al veto ruso

Para lo que no parece haber solución política es para el nuevo acuerdo pesquero con Mauritania. La cuarta ronda de negociaciones se suspendió el pasado viernes al no garantizarse la rentabilidad del protocolo. Para Maria Damanaki es «una mala noticia», aunque no ha querido aclarar si la Comisión Europea tiene intención de exigir la inclusión de la flota cefalopodera en el acuerdo en el caso de que se retomen las conversaciones, dado que todavía no hay fijada una fecha para un próximo encuentro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Bruselas da portazo a Sri Lanka por pesca ilegal