Rato cargó en un solo día 3.000 euros en alcohol a su «tarjeta B» y Blesa 9.000 en el Hotel Ritz

La Voz AGENCIAS

ECONOMÍA

El ex director general de Caja Madrid, Sánchez Barcoj cargó nueve euros de un billete de transporte público

10 oct 2014 . Actualizado a las 20:52 h.

Poco a poco se van descubriendo más detalles de los lujos y despilfarros que los consejeros de Caja Madrid disfrutaban a costa del dinero de la entidad. Las famosas tarjetas opacas sirvieron a los exdirectivos durante años para pagar viajes caros, estancias en hoteles de lujo o incluso bebidas alcohólicas.

Rodrigo Rato, 3.000 euros en alcohol

El caso del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha causado verdadero estupor al descubrir que en un solo día cargó a su tarjeta de crédito gastos de 3.547 euros en bebidas alcohólicas. Pero no fue este el único despilfarro del directivo ya que en otra ocasión consiguió llegar hasta los 2.000 euros en una tienda de arte sacro, a los que sumó desembolsos sucesivos como uno de 969 euros en zapatos y 18 retiradas en efectivo, 17 de ellas de 1.000 euros. En otra ocasión, en cinco días gastó en clubs, salas de fiesta, pubs, discotecas y bares un total de 2.172,11 euros

Así consta en el desglose de los gastos efectuados por los consejeros de Caja Madrid que disfrutaron de visas entre 1999 y el 2012, a las que cargaron hasta 15,5 millones de euros que forman parte de la investigación abierta por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Entre el 28 de noviembre del 2010 y el 7 de mayo del 2012, día en que dimitió como presidente de Bankia, Rato realizó 272 movimientos con su tarjeta hasta alcanzar 54.837 euros, que fueron los que asumió el nuevo grupo y que ha devuelto, a los que hay que sumar los 44.200 que cargó a Caja Madrid.

Precisamente, el mismo día que abandonó el grupo, el exdirector gerente del FMI pagó en el restaurante «Pepa» 341,63 euros. En el desglose figuran movimientos en otros restaurantes de 4 y 5 tenedores, billetes de avión de casi 1.500 euros y de tren, hoteles de lujo y balnearios, entradas de espectáculos. .

Rato tenía además domiciliado a su tarjeta opaca una suscripción a televisión por cable de 29,50 euros al mes, y efectuaba diversas compras en prestigiosos grandes almacenes, además de joyerías y acudía con frecuencia a una tienda de instrumentos musicales, donde hacía pequeños desembolsos que rondaban los 20 euros.

En esta etapa al frente de Bankia es cuando realizó todas las retiradas en efectivo de 1.000 euros, más otra de 300 en un cajero de otra entidad, una de ellas el mismo día de su cumpleaños, el 18 de marzo del 2012. Tiendas de marcas de ropa de lujo, viveros y librerías y tiendas de discos, e incluso farmacias y peluquerías, son otros de los establecimientos donde el ex vicepresidente del Gobierno usaba su visa, en la que cargaba también frecuentemente pequeñas cantidades de 17 euros en organizaciones de caridad.

Mientras estuvo al frente de Caja Madrid, entidad que entró a presidir el 28 de enero del 2010 y a la que cargó 44.200 euros, la mayoría de los gastos de Rato fueron a parar a restaurantes, uno de ellos una marisquería en la que llegó a dejarse más de 800 euros. Su mayor gasto en esta etapa fue de 2.086 euros en una agencia de viajes especializada, el 4 de marzo de ese año, y que hizo tras haber satisfecho un desembolso de 1.598 en hoteles de máximo lujo y otros 1.392 en una tienda de bricolaje y menaje del hogar en febrero.

Blesa, 9.000 euros en hoteles

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa gastó durante un solo día casi 9.000 euros en el Hotel Ritz de Madrid. Según detallan las hojas Excel, Blesa realizó un primer abono de 2.803,71 euros para cargar a continuación en la tarjeta 2.808,59 y 3.299,56 euros el 26 de marzo del 2008 en el hotel de lujo madrileño. Blesa también empleó la tarjeta para realizar dos compras en la Joyería Suárez, una primera por un importe de 2.100 euros en enero del 2004 y otra del 1.550 en octubre del 2005 seguida de un último pago de 2.350 en diciembre de ese mismo año. El expresidente de la caja madrileña solía, además, gastar varios miles de euros en vino en el establecimiento Lavinia España Selección, durante la Navidad y otras ocasiones. La disposición más elevada supera los 3.000 euros en diciembre del 2007.