Rato cargó en un solo día 3.000 euros en alcohol a su «tarjeta B» y Blesa 9.000 en el Hotel Ritz

El ex director general de Caja Madrid, Sánchez Barcoj cargó nueve euros de un billete de transporte público


Agencias

Poco a poco se van descubriendo más detalles de los lujos y despilfarros que los consejeros de Caja Madrid disfrutaban a costa del dinero de la entidad. Las famosas tarjetas opacas sirvieron a los exdirectivos durante años para pagar viajes caros, estancias en hoteles de lujo o incluso bebidas alcohólicas.

Rodrigo Rato, 3.000 euros en alcohol

El caso del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha causado verdadero estupor al descubrir que en un solo día cargó a su tarjeta de crédito gastos de 3.547 euros en bebidas alcohólicas. Pero no fue este el único despilfarro del directivo ya que en otra ocasión consiguió llegar hasta los 2.000 euros en una tienda de arte sacro, a los que sumó desembolsos sucesivos como uno de 969 euros en zapatos y 18 retiradas en efectivo, 17 de ellas de 1.000 euros. En otra ocasión, en cinco días gastó en clubs, salas de fiesta, pubs, discotecas y bares un total de 2.172,11 euros

Así consta en el desglose de los gastos efectuados por los consejeros de Caja Madrid que disfrutaron de visas entre 1999 y el 2012, a las que cargaron hasta 15,5 millones de euros que forman parte de la investigación abierta por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Entre el 28 de noviembre del 2010 y el 7 de mayo del 2012, día en que dimitió como presidente de Bankia, Rato realizó 272 movimientos con su tarjeta hasta alcanzar 54.837 euros, que fueron los que asumió el nuevo grupo y que ha devuelto, a los que hay que sumar los 44.200 que cargó a Caja Madrid.

Precisamente, el mismo día que abandonó el grupo, el exdirector gerente del FMI pagó en el restaurante «Pepa» 341,63 euros. En el desglose figuran movimientos en otros restaurantes de 4 y 5 tenedores, billetes de avión de casi 1.500 euros y de tren, hoteles de lujo y balnearios, entradas de espectáculos. .

Rato tenía además domiciliado a su tarjeta opaca una suscripción a televisión por cable de 29,50 euros al mes, y efectuaba diversas compras en prestigiosos grandes almacenes, además de joyerías y acudía con frecuencia a una tienda de instrumentos musicales, donde hacía pequeños desembolsos que rondaban los 20 euros.

En esta etapa al frente de Bankia es cuando realizó todas las retiradas en efectivo de 1.000 euros, más otra de 300 en un cajero de otra entidad, una de ellas el mismo día de su cumpleaños, el 18 de marzo del 2012. Tiendas de marcas de ropa de lujo, viveros y librerías y tiendas de discos, e incluso farmacias y peluquerías, son otros de los establecimientos donde el ex vicepresidente del Gobierno usaba su visa, en la que cargaba también frecuentemente pequeñas cantidades de 17 euros en organizaciones de caridad.

Mientras estuvo al frente de Caja Madrid, entidad que entró a presidir el 28 de enero del 2010 y a la que cargó 44.200 euros, la mayoría de los gastos de Rato fueron a parar a restaurantes, uno de ellos una marisquería en la que llegó a dejarse más de 800 euros. Su mayor gasto en esta etapa fue de 2.086 euros en una agencia de viajes especializada, el 4 de marzo de ese año, y que hizo tras haber satisfecho un desembolso de 1.598 en hoteles de máximo lujo y otros 1.392 en una tienda de bricolaje y menaje del hogar en febrero.

Blesa, 9.000 euros en hoteles

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa gastó durante un solo día casi 9.000 euros en el Hotel Ritz de Madrid. Según detallan las hojas Excel, Blesa realizó un primer abono de 2.803,71 euros para cargar a continuación en la tarjeta 2.808,59 y 3.299,56 euros el 26 de marzo del 2008 en el hotel de lujo madrileño. Blesa también empleó la tarjeta para realizar dos compras en la Joyería Suárez, una primera por un importe de 2.100 euros en enero del 2004 y otra del 1.550 en octubre del 2005 seguida de un último pago de 2.350 en diciembre de ese mismo año. El expresidente de la caja madrileña solía, además, gastar varios miles de euros en vino en el establecimiento Lavinia España Selección, durante la Navidad y otras ocasiones. La disposición más elevada supera los 3.000 euros en diciembre del 2007.

El extracto de los gastos que efectuó con su 'tarjeta B' entre enero del 2003 y enero del 2010 refleja, además, incontables pagos en gasolineras, hoteles y restaurantes, entre ellos muchos de lujo como Zalacain, Horcher, El Frontón, Jockey o Bice. Uno de los más elevados es un pago de 1.005 euros efectuado en el Marbella Club Hotel en agosto del 2009. La documentación que obra en la pieza separada abierta por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu revela que Blesa también pagó 1.000 euros en una zapatería en octubre de 2004 y adquirió productos por un valor de 1.020 euros y 620 euros en la prestigiosa firma de complementos Louis Vuitton, en julio de los años 2007 y 2008.

Blesa también empleó su tarjeta en numerosos viajes y cargó en ella billetes de avión, de tren y pagos en tiendas duty free o en trayecto. El gasto más elevado asciende a 12.597,27 euros, abonados a Viajes El Corte Inglés en abril del 2006.

El que fuera máximo dirigente de la caja madrileña también pagó 5.500 euros en un establecimiento identificado bajo el concepto «Automóviles y Motocicletas venta y reparación» en marzo del 2007 pero devolvió el vehículo adquirido unos días más tarde.

Los extractos incluyen, además, la compra de un producto de software por importe de 2.000 euros el 21 de marzo del 2007 y otros gastos de menor relevancia como compras en la Armería de Madrid o una Barbería Beauty Shop, donde llegó a gastar 286 euros en septiembre del 2008.

Sánchez Barcoj, 3.000 euros en el súper

El ex director general de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, cargó en su tarjeta de crédito de Bankia entre finales del 2010 y 2012 gastos tan variados como los 3.356 euros abonados en el supermercado de unos grandes almacenes a los 9,30 euros de un billete de transporte público de Madrid. Los 439 movimientos que realizó Bacoj ascendieron en total a los 90.879,24 euros con su tarjeta opaca.

Entre ellos destacan los más de 3.300 euros en un solo día en el supermercado de unos grandes almacenes pero también un gasto en joyería de 2.395 euros; al mismo tiempo, Barcoj compró un billete de transporte público de Madrid de 9,30 euros.

Entre los años 2003 y 2010, aún con la tarjeta de Caja Madrid, Barcoj efectuó pagos por importe de 484.192,42 euros, entre los cuales destacan los cerca de 17.000 euros (16.921) que pagó por un viaje en las Navidades del 2009.

El exdirector de Caja Madrid efectuó con sus tarjetas pagos en conceptos muy variados, con preferencia por los viajes y las estancias en hoteles y balnearios con campo de golf, y frecuentaba tanto supermercados de alta categoría como cadenas más económicas, en una de las cuales hizo un gasto de 30 euros.

Entradas de cine, billetes de avión, gasolina, tickets de aparcamiento o peajes de autopistas son otros de los gastos que Barcoj hizo con cargo a las tarjetas de Caja Madrid y Bankia. En mayo de 2012, cuando cesó como director de Bankia, Sánchez Barcoj efectuó con su tarjeta gastos por importe de 2.217 euros. En alguna ocasión llegó a sacar 11.000 euros en efectivo de una sola vez, y en un solo mes, en enero del 2010, gastó por este medio casi 22.000 euros.

Sánchez Barcoj ha devuelto a Bankia los más de 90.000 euros desembolsados con la tarjeta de esta entidad.

Rafael Spottorno

El exjefe de la Casa del Rey en la época de Juan Carlos I Rafael Spottorno cargó en su tarjeta de crédito de Caja Madrid 223.864,68 euros entre 2003 y 2010, un gasto entre el que destaca un pago de 3.125 euros en una sola compra en una tienda de ropa. Así consta en el desglose de los gastos efectuados por consejeros y directivos de la entidad entre 2003 y 2012.

El exjefe de la Casa del Rey también pagó con la tarjeta de crédito de Caja Madrid 1.785,65 euros en una tienda de muebles. Asimismo, figuran varios cargos en tiendas de electrodomésticos en un día por importes que alcanzan los 1.699 o 1.198 euros, y numerosos pagos en grandes almacenes, en viajes o en tiendas de gafas y lentillas.

Además, ya con cargo a Bankia, entre 2010 y 2011, pagó con la tarjeta «opaca» 11.953,46 euros. Entre los movimientos, destacan 970 euros en una compra en una tienda textil o 938,79 euros en un restaurante.

Tras conocerse estas actuaciones, el pasado martes Spottorno presentó a don Felipe su renuncia como consejero privado para evitar cualquier intento de comprometer la figura del Monarca ante las informaciones sobre el uso que hizo de las tarjetas de Caja Madrid.

Ricardo Morodo

El exdirector de organización de Caja Madrid, Ricardo Morado, retiró del cajero 389.000 euros en efectivo entre 2003 y 2010 con las tarjetas «opacas». Así consta en el desglose de los gastos efectuados por consejeros y directivos de Caja Madrid, entre los años 2003 y 2012. En 2003 sacó del cajero casi 32.000 euros, en 2004 29.800 euros, en 2005 36.400 euros, en 2006 unos 50.000 euros; y en 2007, unos 58.500 euros. En 2008 fue cuando más dinero retiró del cajero, 64.884 euros; en tanto que en 2009 este importe alcanzó los 59.000 euros, y en 2010, 58.600 euros.

Morado también gastó importantes sumas en hoteles, restaurantes, grandes almacenes y compras relacionadas con el esquí.

Gerardo Díaz Ferrán

El ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán gastó con su tarjeta opaca de consejero de Caja Madrid entre los años 2005 y 2009 más de 82.000 euros en restaurantes, la mayoría en establecimientos pertenecientes a otro de los salpicados por este caso, Arturo Fernández.

El ex presidente de Viajes Marsans, actualmente en prisión, gastó también 11.630 en hoteles, unos grandes almacenes, así como tiendas de artículos textiles y de decoración.

En los restaurantes del grupo Cantoblanco y otros propiedad de Fernández, como Edelweiss o Hispano Bar Buffet, Díaz Ferrán gastó más de 45.000 euros, casi siempre en pagos redondos de 1.800 euros, y otras veces de 1.600 o 1.200 euros

Ildefonso Moral Santín

El consejero de Caja Madrid a propuesta de Izquierda Unida (IU) Ildefonso Moral Santín fue un total de 692 veces al cajero durante los nueve años que utilizó su tarjeta B. Los extractos bancarios de las tarjetas revelan que el exdirigente de la coalición de izquierdas realizó 692 movimientos de extracción de efectivo en cajeros de Caja Madrid entre el 2 de enero de 2003 y el 1 de enero de 2012, por un importe total de 366.350 euros.

Las salidas de efectivo, que representan el 80 % de los 456.522,20 euros que Moral Santín cargó a Caja Madrid con su tarjeta opaca, se completaron con otras cinco operaciones. En cuatro de ellas el exconsejero utilizó cajeros de otras entidades para adquirir 1.459,83 euros y en una más se dirigió a una sucursal de la caja madrileña para llevarse otros 1.000 euros en efectivo.

Entre enero de 2003 y finales de 2004 Moral Santín retiraba unos 300 euros a la semana, cuantía que aumentó hasta los 500 hasta julio de 2007.

A partir de esa fecha y hasta diciembre de 2012 los reintegros periódicos que realizaba ascendieron a 600 euros.

Además, la documentación facilitada a las partes personadas en la causa en la que se investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia revela que Moral Santín gastó otros 78.959,90 euros en diversas compras, entre las que se encuentran gastos en restaurantes, peajes, librerías y pastelerías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

Rato cargó en un solo día 3.000 euros en alcohol a su «tarjeta B» y Blesa 9.000 en el Hotel Ritz