La Fiscalía investigará media docena de operaciones en las cajas gallegas

El FROB se las enviará en los próximos días y se centran en créditos al ladrillo «potencialmente irregulares», según De Guindos, entre el 2009 y el 2011

Las investigaciones se centran en los últimos años de las cajas y en su fusión, Novacaixagalicia.
Las investigaciones se centran en los últimos años de las cajas y en su fusión, Novacaixagalicia.

Redacción / La Voz

La Fiscalía Anticorrupción recibirá en los próximos días unas 20 operaciones en las que el FROB, el fondo de rescate bancario, ha detectado anomalías y que se reparten entre Catalunya Caixa (hoy integrada en BBVA tras su subasta) y Novacaixagalicia, es decir, en las antiguas Caixa Galicia y Caixanova (hoy su negocio está en Abanca). Lo anunció ayer en el Congreso el ministro Luis de Guindos, sin entrar en más detalles. Solo que esas operaciones, «potencialmente irregulares» -según las definió-, se refieren a créditos vinculados al sector inmobiliario. Se desconoce si hay consejeros o directivos implicados.

Varias fuentes consultadas coinciden en que el grueso de esas operaciones se corresponden con la entidad catalana, y que en la gallega habría «alrededor de media docena» de operaciones relacionadas con créditos dudosos a promotores, o refinanciaciones a diferentes empresas, con riesgo para la entidad. No se trata de tarjetas opacas, como sucedió en Caja Madrid, porque no hay constancia de que hubiera algo parecido en las entidades gallegas, según admitieron esta semana exconsejeros y ex altos cargos de esas cajas.

Según publicaba ayer La Vanguardia, en el caso de Catalunya Caixa se dará traslado a la Fiscalía tras la próxima reunión del comité rector del FROB. Ni este organismo público ni el Ministerio de Economía, ni Abanca ni la Xunta (que tuteló las cajas gallegas y la fusionada hasta que esta fue nacionalizada dando lugar a NCG Banco) dieron ayer explicaciones sobre lo que sucederá con lo detectado en Galicia.

Las investigaciones que han dado lugar a ese procedimiento se instruyen desde hace varios meses, y tratan de lograr que los responsables pasados reparen parte del año provocado en las antiguas cajas. A mediados de febrero, el FROB anunciaba 90 análisis forenses -una especie de auditorías al detalle- sobre otras tantas operaciones en las entidades en las que el Estado había intervenido y contaba con participación. Desde Bankia hasta Novacaixagalicia, pasando por BMN y Catalunya Caixa. El FROB contrató a varias consultoras para que hicieran esos informes, de lo que ahora empieza a haber resultados.

Durante tres ejercicios

En junio, Fernando Restoy, presidente del fondo de rescate, avanzó en el Congreso que el círculo se estaba estrechando sobre «operaciones sospechosas o irregulares realizadas en los últimos cinco años». Esto centraría las pesquisas entre los años 2009 (quizá también parte del 2008) y 2011; es decir, el tramo final de José Luis Méndez al frente de Caixa Galicia, y de Julio Fernández Gayoso en Caixanova, y luego en Novacaixagalicia (la fusión fue en diciembre del 2010, con él de copresidente primero). En septiembre del 2011 la entidad fue nacionalizada y controlada directamente por el FROB (con José María Castellano de presidente). Ya entonces los administradores ordenaron fiscalizar todas las operaciones pasadas para determinar si había responsabilidades pasadas que podían haber provocado quebranto al banco. Esa información se remitió luego a Madrid.

NCG recibió, en tres inyecciones diferentes, 9.052 millones de euros. Tras la subasta ganada por Banesco, y restadas las garantías, el Estado recuperará menos de 800 millones. Está por ver si en los juzgados se araña algo más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Fiscalía investigará media docena de operaciones en las cajas gallegas