Mónica de Oriol cree que se malinterpretaron sus palabras sobre la contratación de mujeres

La presidenta del Círculo de Empresarios se defiende y justifica sus palabras asegurando que es la ley la que crea barreras laborales a la contratación de mujeres en edad de tener hijos

Las polémicas palabras de Mónica de Oriol La presidenta del Círculo de Empresarios cree que sus palabras sobre la contratación de mujeres se han «malinterpretado»

Agencias | La Voz

Las palabras de la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, han generado una verdadera revolución. Después de afirmar que «prefiere» contratar a mujeres mayores de 45 años o con edades inferiores a los 25 años por el amparo que da la ley a las madres trabajadoras, la dirigente ha querido apagar alguno de los fuegos que sus palabras habían generado y ha asegurado que «en contra de lo que se ha interpretado», ella siempre ha defendido la supresión de barreras a la contratación de las mujeres.

A pesar de que sus palabras han resultado ser una verdadera ofensa para muchos colectivos, la presidenta se ha justificado asegurando que no ha sido su discurso el polémico, si no la interpretación que el resto ha hecho del mismo. En esencia, Oriol ha querido explicar que las barreras a la contratación de mujeres son una realidad en la actualidad y que vienen dadas precisamente de la ley vigente que a pesar de intentar facilitar la contratación están consiguiendo el efecto contrario.

«Si una mujer se queda embarazada y no la puede echar durante los once años siguientes a tener a su hijo, ¿a quién contratará el empresario?», se ha preguntado la presidenta del Círculo en alusión a las mujeres trabajadoras que se cogen jornada reducida. «Prefiero a una mujer después de los 45 años o antes de los 25 porque, por el medio, ¿qué hacemos con el problema?», subrayaba la presidenta del Círculo, que además añadía que «esa protección de la mujer la desvincula del alineamiento con los intereses de la empresa» y la desconecta del «esfuerzo diario», una de las variables que más influye en la motivación. «Un Recursos Humanos elegiría antes a un hombre que a una mujer», ha asegurado. Oriol, trabajadora y madre de seis hijos, avivaba aún más la polémica añadiendo que «si no se contrata es por la existencia de barreras que, establecidas con la buena intención de facilitar la contratación, consiguen sin embargo el efecto contrario».

Para aquellos que todavía tenían dudas sobre sus palabras, Oriol ha querido dejar claro el contexto en el que se produjo su declaración. Junto al comunicado emitido en la web del Círculo de Empresarios, aparece un vídeo titulado «Juzga por ti mismo, escucha mi intervención», en el que aparece el extracto de sus declaraciones. En el vídeo, Oriol señala que «cuando una mujer se queda embarazada y tiene derecho a unos meses de maternidad, vuelve al mundo del trabajo y durante 11 meses está blindada, lo haga bien mal o regular». En su opinión, esto hace que se «desvincule» el trabajo de la mujer de su productividad y que los jefes de recursos humanos consideren que una persona en esa situación no vaya a estar motiva a alinearse con los intereses de la empresa. «Esta protección a la mujer desvincula la permanencia en el puesto de trabajo a su alineamiento con los intereses de la empresa. Resultado la productividad disminuye enormemente, y, como segunda derivada, el director de Recursos Humanos elige antes a un hombre que a una mujer», ha explicado para añadir que «estamos generando tal cantidad de regulación en España para favorecer a la mujer que lo que estamos haciendo es aislarla de una carrera profesional».

«Yo lo único que digo es que prefiero una mujer de más de 45 años o de menos de 25 años porque como se quede embarazada nos encontramos con el problema. Eso es malo para las mujeres porque no nos están dando igualdad de condiciones, sino condenando», ha sentenciado.

Reacción unánime

Las palabras de Oriol han provocado todo un torrente de reacciones en las que el rechazo ha sido la tónica reinante. La portavoz de Igualdad del PP en el Congreso, Marta González, aseguraba que era «bochornoso y vergonzoso» que una persona como la presidenta del Círculo de Empresarios, siendo además mujer, tenga un «pensamiento machista» al haber desaconsejado públicamente la contratación a embarazadas cuando la maternidad es «un bien social protegido por ley». Por su parte, la portavoz del PSOE en el Senado, María Chivite, ha exigido este viernes la «dimisión inmediata» de Oriol por considerar sus declaraciones «inadmisibles» y «rebosantes de machismo, sexismo, y vergüenza». «Con mujeres como Mónica Oriol, a las españolas no nos hacen falta ya hombres machistas», ha apostillado. Por su parte, la secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Montón, ha pedido al Gobierno que investigue si su empresa, Seguriber, incumple la legislación actual relacionada con la maternidad.

UPyD también ha querido denunciar el pensamiento de Oriol y Rosa Díez ha afirmado que ya «lleva horas de retraso para presentar su dimisión». En declaraciones a La Sexta recogidas, Díez se ha quejado de que Oriol ya «se tenía que haber marchado» o que sus «colegas» ya se lo tendrían que haber «exigido». En nombre de la Izquierda Plural, el portavoz de Justicia, Gaspar Llamazares, ha tachado las palabras de Oriol de «claramente sexistas» y «discriminatorias» y, de hecho, ha advertido de que si ella aplicara en su empresa lo que defiende, estaría «incumpliendo la ley».

Joseba Aguirretxea del PNV, por su parte, considera que, con sus afirmaciones, está haciendo «un flaco favor» a la mujer, a la política de igualdad y a la sociedad en general. El diputado vasco ha remarcado que este tipo de planteamientos deberían estar ya «superados» y ha lamentado que aún hoy haya sectores que tienen «reticencias» hacia las políticas de igualdad y ha llamado a «estimular» la conciliación de la mujer «sin ningún tipo de trabas».

Las empresarias y ejecutivas, en pie de guerra

Mujeres empresarias, directivas y ejecutivas han cargado este viernes contra la presidenta ya que consideran que sus palabras se tratan de una visión irresponsable, insultante para las profesionales y completamente atrasada de lo que significa la conciliación y advierten de que aplicar ese criterio en la contratación es ilegal. «Consideramos que sus palabras no son acertadas, hacen mucho daño al avance de la igualdad de oportunidades de la mujer en el ámbito laboral y profesional, máxime cuando se realizan en la esfera pública por parte de la portavoz de una representante empresarial», dice la presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (Fedepe), Ana Bujaldón.

«Me parece increíble. Me siento insultada», ha dicho la presidenta de Mujer y Empresa, Carmen Sanz Chacón. «La mayor parte de las mujeres de este país trabajan, si no podemos tener hijos, no sé quién nos va a pagar las pensiones mañana. Producir no es una cuestión de horarios sino de organización y es perfectamente factible poder trabajar y desarrollar una jornada intensa y tener hijos», ha asegurado. Sanz-Chacón, que en una etapa de su vida profesional llegó a dirigir a más de mil personas para Telefónica, ha asegurado que «jamás» su empresa puso «ningún impedimento» al desarrollo de su maternidad, como tampoco lo hacen las grandes compañías que tienen mujeres al frente en España, entre las que ha citado Microsoft o Cemex, porque son «empresas inteligentes».

Para la presidenta de Mujer y Empresa, «lo que hay que cambiar son los horarios y la mentalidad de muchos empresarios y muchas directivas mujeres que en lugar de trabajar por la incorporación de la mujer al mundo laboral parece que lo están haciendo al revés». «Es alucinante que una mujer se exprese así y además, representando a los empresarios porque si esa es la mentalidad, mal vamos», ha zanjado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Mónica de Oriol cree que se malinterpretaron sus palabras sobre la contratación de mujeres