Tengo 50, me han despedido y busco empleo

En España, más de 610.000 personas atraviesan actualmente por esta complicada situación. Un experto en procesos de recolocación detalla los pasos a seguir en un proceso de búsqueda de trabajo


Tener 50 años o más, haber pasado por un despido y estar en un proceso de búsqueda de empleo es, cuando menos, una situación muy difícil, por no decir trágica, por la que atraviesan en España más de 610.000 personas.

¿Es la edad un motivo de discriminación laboral, como en otras épocas lo fue el sexo, la religión o el color de la piel? En teoría no. Hay empresas que entienden que la experiencia es un grado y que los profesionales bien formados y de más edad les aportan capacidad de negociación, soluciones a los problemas, conocimientos y una agenda llena de contactos. Pero, hay otras que no quieren a trabajadores de más edad por coherencia interna, por desajuste de equipos mucho más jóvenes. Así lo explica Alejandra Mosteiro, responsable en Galicia de Lee Hecht Harrison, la consultora del Grupo Adecco especializada en procesos de recolocación, quien detalla los pasos a seguir en un proceso de búsqueda de empleo:

1.- Verbalizar lo que se ha hecho a lo largo de la vida laboral, y sobre todo, los logros. Esto se consigue contestando a la pregunta: ¿De qué me siento orgulloso respecto a lo realizado a lo largo de mi trayectoria de trabajo?

2.- Definir el objetivo profesional que se pretende. ¿Cuál es el mercado en el que voy a aportar valor? ¿Tengo disponibilidad geográfica? ¿Estoy dispuesto a viajar? En este momento es cuando se puede tomar la decisión de emprender o cambiar de sector.

3.- ¿Qué experiencias tiene?

4.- Definir una estrategia de comunicación y dar una buena imagen tanto a los contactos como en el mundo digital.

5.- Empieza la labor de búsqueda. Hay que saber cómo dirigirse a la empresa, cómo tratar con los intermediarios y, muy importante, es necesario saber contestar. Por ejemplo, imagínese que le preguntan: ¿Cómo vería que su jefe fuese mucho más joven que usted? La respuesta debería ser en positivo y podría ser algo así: «No se gana por años cumplidos, sino por trayectoria profesional y por competencias. La edad no es ningún problema». Si le dicen que por su trayectoria no encaja en la plantilla de la compañía, lo indicado sería demostrar su flexibilidad y su capacidad de adaptación.

6.- Máxima: nunca se puede mentir.

Entre un ejecutivo en paro y un operario en la misma situación hay más puntos emocionales en común que enfrentados. De ahí que la actitud sea un eslabón fundamental en el logro del empleo. Si tiene más de 50 y ha sufrido un ERE en la empresa financiera en la que trabajaba es posible que encuentre un empleo en otro banco competidor. Les suelen interesar ejecutivos freelance, que cuentan con carteras importantes de clientes a los que, por confianza, pueden arrastrar a la competencia. También están en auge los contratos por proyecto y no descarte nunca, si puede, la posibilidad de no desvincularse por completo de su empresa. Por ejemplo, llegar a acuerdos de modificación de condiciones, lo cual suele suponer rebajas salariales importantes sobre el acumulado a lo largo de los años, duración de la jornada, etcétera. Eso sí, en caso de aceptar, habrá que haber hecho antes una valoración muy detallada de los términos contractuales nuevos. Hay varias webs de organizaciones especializadas en la búsqueda de empleo para los mayores. Entre otras: www.lhhsapin.es, www.agenciaderecolocación.es, encuentraempleomayoresde50.org, y empleosenior.org.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

Tengo 50, me han despedido y busco empleo