El contestado cierre de Ence Huelva, espejo para el futuro de Pontevedra

En juego están 5.000 puestos de trabajo y el 30 % del PIB forestal gallego

<span lang= es-es >Manifestación en el sur</span>. Las marchas y concentraciones en Huelva a favor de la factoría andaluza están siendo multitudinarias.
Manifestación en el sur. Las marchas y concentraciones en Huelva a favor de la factoría andaluza están siendo multitudinarias.

pontevedra / la voz

Ence anunció este mes el cierre de su planta de celulosa de Huelva. La noticia cayó como una bomba en Andalucía y ha encendido, a la vez, todas las alarmas en Galicia. Si la planta de Lourizán quiere sobrevivir, el Estado tiene que despejar cuanto antes la incógnita de la prórroga de la concesión de Costas y la pastera debe aplicar un plan de inversiones que garantice su competitividad. El 2018, fecha de caducidad de la concesión, se ve demasiado cerca. Están en juego más de cinco mil puestos de trabajo directos e indirectos en Galicia, el 30 % del PIB forestal y cientos de millones de euros en toda la comunidad autónoma.

¿Qué llevó a Ence a dejar la celulosa en Huelva?

Fue una conjunción de varios factores. La fábrica andaluza de Ence arrastraba pérdidas durante varios trimestres consecutivos como consecuencia de «su ineficiencia de costes y falta de madera local, paliada hasta el año pasado por las primas a la cogeneración que la reforma energética ha reducido de forma importante», según el grupo pastero. Es decir, la fábrica de Huelva dejó de ser competitiva y la reforma energética del Gobierno central, que castigó a la cogeneración con lignina, fue la puntilla. A ello se añade la caída de los precios de la celulosa en el mercado internacional y la fuerte competitividad mundial del sector.

¿Qué consecuencias conlleva para Huelva el cierre de su factoría?

Los productores onubenses de madera tachan la medida de «desastre». La mayoría de las empresas del sector forestal de esa provincia pueden acabar en la quiebra. Ence se comprometió a recolocar su plantilla de Huelva -294 personas-, pero el trabajo indirecto que daba era de 2.500 más, que se exponen al paro. Todos los partidos políticos en ayuntamientos, Diputación y Junta de Andalucía se han posicionado en contra del cierre, así como las organizaciones de transportistas, empresarios y sindicatos.

¿Cuál es el impacto de Ence en Pontevedra?

La repercusión de la actividad de la pastera se nota en toda Galicia, en sectores como transportistas y empresas auxiliares y en productores de madera de comarcas, por ejemplo, como Ferrol. Solo en Pontevedra, Ence genera 800 puestos de trabajo directos e indirectos y en pagos de personal y compras a empresas de la ciudad y su entorno se deja 40 millones de euros al año. También es el 27 % de la actividad del puerto de Marín. Además ha mejorado notablemente en el aspecto ambiental, con una reducción de su impacto oloroso en un 98 % y la rebaja de la visibilidad del vapor emitido a la atmósfera. En el conjunto de Galicia, da empleo, directo o indirecto, a más de 5.000 personas, y supone el 0,8 % del PIB autonómico. El futuro de Lourizán está rodeado de incertidumbres que no se logran despejar y que ponen en riesgo su viabilidad futura.

¿Qué incertidumbres afectan a Lourizán?

La más importante está relacionada con la concesión de Costas. Esta autorización expira en el 2018 y se desconoce aún el sentido de la decisión del Gobierno central y de la Xunta. A Ence le urge saber qué pasará con la concesión, porque para garantizar la competitividad de su fábrica pontevedresa tiene que hacer inversiones millonarias de modernización. Y aunque desea hacerlas, no quiere exponerse a que en cuatro años le digan que se tiene que ir. No le daría tiempo a amortizarlas.

¿Cuál es la postura de la Administración?

La Xunta tiene que emitir un informe preceptivo sobre la prórroga. De insistir en el traslado de la factoría -una medida inviable-, el Gobierno gallego ha empezado a girar hacia una postura más flexible diciendo que se atenderán todos los factores y el «interese xeral», pero aún no es lo suficientemente preciso. El Estado tampoco se ha pronunciado, pendiente de aprobar el reglamento de la Ley de Costas, que regirá el proceso y que lleva más de un año de retraso.

¿Qué se palpa en la calle?

Los días de miles de personas en la calle contra Ence han pasado a la historia. La última movilización de la APDR solo juntó unos cientos de manifestantes.

¿Cuáles son los planes de Ence si hay prórroga?

El grupo pastero ha dicho por activa y por pasiva que quiere invertir en la modernización de su fábrica en Pontevedra. Por ahora, ante esta incertidumbre, quien se está llevando la parte del león es Navia, en Asturias, donde las inversiones para su modernización en los últimos años superan los 300 millones de euros, aparte del coste de la parada técnica anual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

El contestado cierre de Ence Huelva, espejo para el futuro de Pontevedra