Angela Merkel confía en las reformas de Valls

El primer ministro galo pide a la canciller que Alemania impulse políticas de crecimiento en la UE


La canciller alemana Angela Merkel confía en el éxito del «exigente y ambicioso» paquete de reformas que le presentó el primer ministro francés, Manuel Valls, quien instó a Alemania a asumir también su responsabilidad e «impulsar el crecimiento» en la Unión Europea.

En rueda de prensa tras mantener su primer encuentro oficial, Merkel insistió en la necesidad de respetar el Pacto de estabilidad y crecimiento europeo, pero recordó que éste incluye medidas de «flexibilidad» y se comprometió a respaldar la opinión que emita la Comisión Europea cuando analice las cuentas de Francia.

Valls prometió que cumplirá su programa a pesar de las dificultades: «A Alemania le interesa que nuestras reformas tengan éxito; a Francia le interesa que Alemania tire del crecimiento en Europa».

Ninguno de los dos respondió de forma directa cuando se les preguntó si estaban contentos y satisfechos con el resultado de su primera reunión formal, un encuentro que Merkel, que se confesó «impresionada» por las reformas de Valls, calificó de «interesante».

Tras desear «mucho éxito» al primer ministro francés con su programa, Merkel defendió la necesidad de consolidar las finanzas en la eurozona para recuperar la confianza y la credibilidad y de respetar los acuerdos alcanzados, como el Pacto de Estabilidad.

Coincidió con Valls en la necesidad de crecimiento, aunque también precisó que éste no se consigue siempre gastando más dinero público y, como ejemplos, apostó por reducir la burocracia y desarrollar la agenda digital.

Valls agradeció la conversación «directa» mantenida con la canciller, ante quien insistió en su diagnóstico de la situación de Francia, que ha confirmado que no podrá cumplir la reducción del déficit que exige la UE en los plazos previstos.

Defendió su programa de inversiones para relanzar la competitividad de la industria, los recortes previstos en el gasto y el calendario de las reformas estructurales, al tiempo que instó a Alemania a asumir también su papel.

Según apuntó, comprende la desconfianza que pueden suscitar en Alemania los anuncios de Francia, pero él está decidido a cumplir con su responsabilidad.

Valls subrayó, además, que no ha venido a Alemania a «pedir indulgencia», sino a convencer de las reformas que Francia se ha comprometido a llevar a cabo.

Ambos coincidieron en la importancia de la relación franco-alemana tanto para el bienestar de sus respectivos países como para el futuro de la UE y se comprometieron a seguir dando pasos juntos en el futuro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Angela Merkel confía en las reformas de Valls