La leche baja para el ganadero el doble que al consumidor

Los productores están sufriendo este año un desplome de precios y denuncian que las cadenas usan su producto como reclamo


redacción / la voz

En lo que va de año, el precio de la leche en origen ha caído en Galicia casi seis céntimos, pasando de los 39,24 que promediaba en enero a los 33,69 a la que se pagó en el mes de julio. Paradójicamente este recorte de las liquidaciones a las granjas no se ha visto traducido, al menos de la misma medida, en los lineales de los supermercados. Los consumidores pagan, a día de hoy, entre 1,8 y 3,5 céntimos menos por la leche que consumen que a principios de año. Las marcas más demandas por los consumidores gallegos como Feiraco, Central Lechera Asturiana, Celta, Larsa o Leche Río apenas han reducido su precio, en la mayoría de los casos y con respecto a la tercera semana de enero, la mitad de lo que lo ha hecho el producto en origen.

Así, por ejemplo, Carrefour vendía esta semana el litro de Feiraco entera a 83 céntimos, dos por debajo del que registraba este mismo producto a mediados del mes de enero. Otro tanto sucede con cadenas de supermercados como Dia donde la marca Central Lechera Asturiana, en su botella de litro y medio, aparecía como oferta en sus catálogos a un precio de 1,36 euros, tan solo uno menos del que tenía hace ocho meses; o los hipermercados Eroski, donde el litro de Larsa entera figuraba con un precio de 82 céntimos, tres por debajo del que marcaba en enero, momento en el que la leche en origen registró la cotización más alta de los últimos cinco años.

Esta tendencia se repite en la práctica totalidad de los establecimientos comerciales y constata el hecho de que, en lo referente a primeras marcas, no siempre las variaciones en los precios que recibe el ganadero, en este caso a la baja, se trasladan de forma directa al consumidor.

Bien es cierto que, tal y como confirman desde el sector de la distribución alimentaria, los precios pueden variar semanalmente, e incluso ser distintos dentro de una misma cadena. «A nós os prezos vennos marcados de arriba cunha pequena marxe para oscílalos en función de factores como a demanda ou a competencia que teñamos na zona. No caso do leite, sobre todo en primeiras marcas, non acostuma haber variacións moi significativas ao longo do ano», apunta la gerente de una empresa coruñesa que cuenta con dos supermercados en régimen de franquicia.

Distinta evolución han registrado las marcas blancas. Son las que más han reducido su precio en este período. Si en enero resultaba imposible encontrar leche envasada bajo esta forma de distribución a menos de 60 céntimos, ahora el listón parece haber bajado hasta el entorno de los 55. Cifra a la que se aproximan Carrefour Discount, a 56 céntimos esta semana; Carrefour entera que se vende a 57 céntimos si se adquiere el pack de 12, o las firmas de distribución que se venden, entre otros, en los autoservicios Familia o algunos Froiz.

Precisamente contra las marcas blancas y su supuesta utilización como producto reclamo han venido luchando de forma continuada los ganaderos gallegos. De hecho, desde las organizaciones profesionales agrarias se ha llegado incluso a denunciar la venta a pérdidas de determinadas superficies comerciales con el consiguiente perjuicio que esto acarrea para el propio productor. En este sentido, desde el sector productor dicen esperar a que la ley de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria, publicada hace poco más de un año, acabe con las distorsiones que registra la cadena de valor de la leche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

La leche baja para el ganadero el doble que al consumidor