De Guindos contra Keynes

El ministro de Economía defiende que es necesario mejorar el volumen de inversiones en la Unión Europea, pero no con un paquete de estímulo de la demanda


El ministro de Economía español, Luis de Guindos, destacó hoy que es necesario mejorar el volumen de inversiones en la Unión Europea (UE), aunque descartó un paquete «al estilo keynesiano» y restó hierro a una polémica sobre su posible nombramiento como jefe del Eurogrupo.

De Guindos, que habló en una rueda de prensa tras participar en una reunión informal de los ministros de Economía de la UE en Milán, Italia, se retiró antes del final del encuentro para asistir en España al funeral del banquero Emilio Botín.

Al respecto, opinó que el nombramiento de la hija del banquero, Ana Patricia Botín, al frente del Banco Santander, el más grande de la eurozona, es «una sucesión adecuada y muy natural».

«El volumen de inversiones es menor en Europa que en otras zonas del mundo y esa baja inversión es una de las causas por las cuales no hemos recuperado los niveles de renta anteriores a la crisis», afirmó el ministro en su comparecencia antes de volar a Santander, en el norte de España.

Los ministros de Economía de la UE se reunieron en la ciudad italiana para debatir el proyecto presentado por el futuro presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para crear un paquete inversiones públicas y privadas de 300.000 millones de euros (unos 390.000 millones de dólares) a partir del 1 de noviembre, fecha en que asumirá el cargo.

De Guindos destacó que la propuesta no debería ser un «plan de estímulo de la demanda en un sentido tradicional, digamos al estilo keynesiano», sino una forma de potenciar cuestiones como la unión energética, los transportes y las conexiones de Internet.

Es esencial que el plan anunciado por Juncker esté vinculado a una profundización del mercado interno y las reformas estructurales, destacó.

El ministro destacó que lo importante no es tanto la cifra del proyecto sino su contenido y forma de implementación. «La mayor amenaza ahora en Europa podría ser la falta de voluntad de implementar reformas económicas».

En ese sentido, aseguró que la demanda en España se ha recuperado gracias a las reformas estructurales.

Nadie pone en cuestión las reglas vigentes en el Pacto de Estabilidad para la eurozona, añadió De Guindos, sino que lo que se debate son los márgenes de flexibilidad con los que se las puede aplicar, comentó a su vez respecto de los reclamos de Francia de tener más tiempo para reducir su déficit hasta debajo del tres por ciento del PIB.

«Yo estoy a disposición del presidente del gobierno Mariano Rajoy», dijo a su vez al ser interrogado acerca de si la decisión del actual presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, de agotar su mandato hasta junio de 2015 complica su llegada a ese cargo.

De Guindos subrayó que tiene el máximo respeto por Dijsselbloem y buena relación con él.

Respecto del impacto de las sanciones contra Rusia y la situación en el este de Europa, el ministro español explicó asimismo que algunos países de esa región sacaron el tema del impacto que pueden tener en sus economías esas sanciones y la posibilidad de que tengan que elevar sus gastos militares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

De Guindos contra Keynes