Damanaki anuncia ayudas al almacenamiento para paliar el veto ruso a los productos pesqueros

Rusia es el sexto mercado de exportación de la UE de este tipo de productos


redacción / la voz

Cuando a principios de agosto Rusia anunció su veto a los productos europeos, el sector pesquero gallego -ya afectado por el cierre de las fronteras de la unión aduanera que conforman Rusia, Bielorrusia y Kazajistán a sus exportaciones desde abril del 2013 por cuestiones de acreditación sanitaria- asistió estupefacto al desfile de autoridades comunitarias ofreciendo ayudas para paliar los daños de la decisión rusa a los sectores agrícola y ganadero de la Unión Europeas. El desconcierto de los armadores radicaba en que entre esas voces no se oyó la de la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, ofreciendo apoyo a sus representados. Esta no lanzó hasta ayer su flotador, cuando anunció a través de un comunicado que está en estrecho contacto con diversos Estados miembros y que es posible conceder ayudas al almacenamiento a los productores pesqueros que se vean afectados por el veto ruso. Un apoyo financiero que, recuerda Damanaki, pueden otorgar directamente los socios comunitarios a través del Fondo Europeo y Marítimo de Pesca (FEMP) sin precisar aprobación específica de la Comisión Europea.

Importancia

El Ejecutivo comunitario es consciente del impacto del veto ruso en el sector pesquero, no en vano «Rusia es sexto mercado de exportación de la UE de los productos pesqueros».

Precisamente por el peso del cliente, el sector gallego cree que el apoyo debe ir más allá de las simples ayudas al almacenamiento. Aparte de que estas no cubren todos los productos afectados. El marujito, por ejemplo, uno de los que se ha resentido del cierre de fronteras, no figura en el anexo de ayudas al almacenamiento. «Serían necesarias, por tanto, correcciones en el listado», explica José Ramón Fuertes, director gerente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (Arvi). Fuertes apuesta por otro tipo de medidas que se plantean para otros sectores, como la apertura de nuevos mercados o campañas de promoción dentro de los Estados miembros.

En cuanto al veto anterior al político, el impuesto por la unión aduanera, Fuertes confía en superar la prueba de demostrar que los productos de la flota gallega cumplen las condiciones sanitarias, «por encima, incluso, de la propia producción de Rusia».

En el 2013, las exportaciones de la UE de los productos pesqueros a Rusia representaron el 5 % del total del sector, lo que viene a suponer 199 millones de euros, y el 0,2 % de todo lo que exporta la UE a Rusia.

La mercancía pesquera afectada por la prohibición son vivos, frescos, refrigerados, congelados, salados o en salmuera y pescados ahumados, moluscos y crustáceos. Los principales Estados miembros que enviaron en el 2013 pescados y mariscos a Rusia en 2013 fueron Dinamarca, Letonia, Reino Unido, Irlanda, Estonia, España y Francia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Damanaki anuncia ayudas al almacenamiento para paliar el veto ruso a los productos pesqueros