Cristina Fernández de Kirchner acusa a Griesa de «querer llevarse por delante la soberanía» de Argentina

La presidenta argentina aseguró que Obama tiene la potestad de revertir las decisiones del juez americano


Agencias

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha acusado este jueves al juez estadounidense Thomas Griesa de «querer llevarse por delante la soberanía del país», horas después de que Buenos Aires presentara una demanda contra Washington ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya (Países Bajos), por «violación de su obligación internacional de respetar la soberanía» argentina.

La mandataria ha criticado «las resoluciones de un juez municipal que quiere atropellar y llevarse por delante la soberanía de un país», según ha informado la agencia estatal argentina de noticias, Télam. Así, ha cuestionado a Griesa por «poner en un limbo jurídico los 539 millones de dólares que ya no son de Argentina, sino que pertenecen a los tenedores» de deuda reestructurada.

Fernández de Kirchner ha defendido la demanda ante la CIJ y ha sostenido que es un medio «para evitar que los países que tienen diferencias recurran a las bombas y los misiles». «Es la forma en que las sociedades democráticas y civilizadas deben resolver sus diferencias, a través de tribunales que todos hemos creado y somos signatarios», ha agregado.

«No significa nada que se actúe contra ese país por el país, sino que poderes dependientes o empleados dependientes de ese país han provocado daño o no actuaron conforme a derecho» ha explicado.

Por otra parte, ha recordado que el presidente estadounidense, Barack Obama, tiene la potestad de revertir las decisiones de Griesa. «Esta facultad que le otorga su Constitución significa que un presidente le puede decir a un juez 'usted está interfiriendo' en la relaciones», ha dicho, recordando que esto fue lo que hizo el expresidente George W. Bush para evitar un embargo contra fondos de la República del Congo.

Horas antes, la Casa Rosada había explicado que la demanda denuncia en concreto una «violación» por parte de Estados Unidos de las «inmunidades soberanas» argentinas, «la violación de su obligación internacional de no aplicar o estimular medidas de carácter económico y político para forzar la voluntad soberana de otro estado y la obligación internacional de ejercer de buena fe y conforme a derecho las funciones judiciales que Argentina ha aceptado en el marco exclusivo del alcance de esa aceptación».

El Ejecutivo de Buenos Aires afirmó que la responsabilidad de Estados Unidos por la violación de esas obligaciones surgen «principalmente» por la acción de «el Poder Judicial» estadounidense «a través de la adopción de decisiones que vulneran la determinación» de Argentina de «reestructurar su deuda externa».

«Dado que un estado es responsable de la conducta de todos sus órganos, la violaciones mencionadas han generado una controversia entre la República Argentina y Estados Unidos», argumentaron las autoridades de Buenos Aires, antes de señalar que han decidido someter esta cuestión a la CIJ porque es el «principal órgano judicial de Naciones Unidas», «brindando así a Estados Unidos la oportunidad de resolver la controversia de conformidad al derecho y a la justicia».

Si Estados Unidos no acepta la competencia del CIJ, aseguró la Casa Rosada, deberá «indicar un medio de solución pacífica alternativo para resolver la presente controversia de conformidad con las disposiciones de la Carta de Naciones, la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Derecho Internacional».

Una nueva reunión sin expectativas positivas

Argentina sigue sosteniendo que la suspensión de la sentencia que el juez Griesa impuso en su contra es actualmente la única vía para resolver la batalla legal que mantiene con los fondos buitre por la deuda. Con esta petición bien clara, el Gobierno que preside Cristina Fernández de Kirchner no tiene ya ninguna esperanza de que el juez acepte sus condiciones en la reunión que se celebrará este viernes en Nueva York.

«Las sucesivas audiencias son absolutamente negativas porque el juez Griesa no entiende este proceso y la condición de un país soberano», dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en rueda de prensa en el aeropuerto de la capital argentina.

Griesa citó a las partes este viernes en Nueva York a las 18H00 GMT.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Cristina Fernández de Kirchner acusa a Griesa de «querer llevarse por delante la soberanía» de Argentina