Tres meses para resolver la montaña de expedientes del Fogasa

Báñez asegura que el acuerdo alcanzado en noviembre con Tragsa para externalizar la gestión de los expedientes pendientes en 22 provincias prioritarias ha permitido reducirlos en un 52 %

Europa Press

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, prometió ayer los 146.000 expedientes pendientes de resolución que se amontonan en los cajones del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) estarán resueltos en el mes de octubre. En respuesta a una interpelación del senador socialista Juan Francisco Martínez-Aldama durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara alta, Báñez aseguró que el acuerdo alcanzado en noviembre con Tragsa para externalizar la gestión de los expedientes pendientes en 22 provincias prioritarias ha permitido reducirlos en un 52 %, hasta los 78.000, con datos a 30 de junio. Además, concretó que los cambios introducidos en la gestión del Fogasa se han traducido en una reducción del 63 % en el resto del territorio, hasta los 68.000.

A ello se agarró la ministra para proclamar que «todos los expedientes», incluidos los atrasados y los generados este año, «estarán resueltos en octubre del 2014».

Dicho esto, defendió el esfuerzo que realizan todos los días los funcionarios del Fogasa y echó balones fuera asegurando que el «colapso» de este organismo «no nació en el 2011», cuando el PP llegó al Gobierno. En este sentido aseguró que los expedientes que entraban en el Fogasa se incrementaron en un 378 % entre el 2007 y el 2011, y que los expedientes sin resolver, un 1.600%, mientras que la plantilla del organismo se redujo desde el 2009. Más aún, aseguró que la gestión que hicieron los socialistas del Fogasa puso en peligro su viabilidad financiera con una caída de su presupuesto del 12 %.

Después, Báñez aseguró que lo que ha hecho el actual Gobierno es coger «el toro por los cuernos» y restablecer los pagos que la Tesorería General de la Seguridad Social había dejado de realizar entre el 2010 y el 2011, para lo que el Fogasa tuvo que vender de forma anticipada deuda pública acumulada en los tiempos de bonanza.

«Tono mitinero»

Por su parte, Martínez-Aldama, pidió a la ministra que «abandone el tono mitinero» y se ponga «en el lugar de a quien no le pagan los salarios la empresa y el Fogasa tampoco». «Hay pocas cosas tan injustas como no cobrar aquello a lo que uno tiene derecho».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Tres meses para resolver la montaña de expedientes del Fogasa