La Autoridad Bancaria Europea desaconseja a la banca negociar con bitcoins

Europa Press

ECONOMÍA

Asegura que los potenciales beneficios de las monedas virtuales no son suficientes para compensar los riesgos

04 jul 2014 . Actualizado a las 19:53 h.

Los Bitcoins siguen sin conseguir ganarse la confianza de las grandes esferas económicas mundiales. Después de que numerosos bancos y entidades públicas alertaran de los numerosos riesgos que estas monedas digitales traían consigo, todavía hay quien tiene más que decir al respecto. La última en sumarse a este torrente de desconfianza ha sido la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que ha recomendado a las entidades financieras que se abstengan de negociar y realizar transacciones con monedas virtuales como el Bitcoin hasta que no exista un régimen que las regule, puesto que los potenciales beneficios de estas no son suficientes para compensar los riesgos actuales.

El dictamen de la EBA, dirigido al Consejo de la UE, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, así como a los distintos supervisores nacionales, aconseja «desincentivar que las entidades financieras compren, acumulen o vendan monedas virtuales mientras no haya un régimen regulatorio en vigor».

El examen de la EBA, desarrollado junto a otras autoridades como el Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Europea del Mercado de Valores (ESMA) no arroja más que sombras a estas monedas del futuro. Y es que estas entidades han identificado más de 70 riesgos asociados a las monedas virtuales.

Entre las principales causas de estos riesgos, la institución señala que un sistema de moneda virtual puede crearse, y por tanto modificarse, por cualquiera y, en caso de sistemas descentralizados, como el bitcoin, por aquellos con suficiente capacidad y poder informático, además de manera anónima.

Pero no todo van a ser críticas y la EBA, reconoce que también existen elementos positivos relacionados con las monedas virtuales, incluyendo la posibilidad de realizar transacciones más rápidas y baratas, así como incrementar la inclusión financiera, aunque «los riesgos superan a los beneficios, que en la UE son además menos pronunciados».

De este modo, la autoridad bancaria considera que sería necesario contar con un cuerpo regulatorio sustancial para afrontar los riesgos observados, particularmente en áreas como las exigencias en materia de gobernanza, la segregación de cuentas de clientes, requerimientos de capital y el establecimiento de un sistema de autoridades que velara por la integridad de un sistema y sus miembros.

Sin embargo, considerando que por ahora no hay un régimen así, algunos de los riesgos más acuciantes deben ser mitigados de otras maneras por lo que la EBA recomienda a las autoridades nacionales desincentivar que las entidades financieras compren, acumulen o vendan monedas virtuales.