Abanca, la nueva Novagalicia, quiere ser «el banco gallego en el mundo»

La nueva marca, con el azul y el blanco como colores predominantes, irá acompañada del lema Sentir Común. El Banco Etcheverría se incorporará a la entidad en el cuarto trimestre del año


La Voz

«Un nombre gallego, para un banco con alma de caja que nace con objetivo de merecer servir a los gallegos». Con estas palabras, Juan Carlos Escotet, presidente del grupo Banesco, resumía la elección de Abanca, la nueva marca bajo la que operará desde ahora Novagalicia Banco y a la que se sumará el Banco Etcheverría en el cuarto trimestre del año. Una vez culminada esta fusión, Abanca contará con 4.700 empleados y una red de 583 oficinas en Galicia, otras 111 en el resto de España y 15 en el extranjero.

La nueva identidad corporativa de la entidad, con el azul y el blanco como colores predominantes, irá acompañada del lema Sentir Común. Con este diseño, los nuevos dueños de NCG pretenden abrir una nueva etapa marcada por valores como «la responsabilidad, la confianza, la calidad, la sencillez y la innovación». Pero el objetivo del grupo venezolano es además convertir Abanca en «el banco gallego en el mundo».

«Detectamos que la comunidad gallega demanda un banco con alma de caja, pegado a la tierra, con valores, un banco que cuando se equivoque sepa reconocer su error», aseguraba Escotet. «No hemos venido a improvisar, a tantear con la maleta detrás de la puerta», añadía el también vicepresidente de Abanca

Por su parte el presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, animó a la nueva entidad financiera a no defraudar a los aquellos con esperanza y a los escépticos. «Moitos galegos queren unha nova cultura bancaria, allea a aventuras inapropiadas». No se olvidó Feijoo de la obra social, y recordó a Escotet los beneficios de 478 millones de euros que prevé la entidad en el 2017, «del que el 3 % debe ir a la obra social»

Tras la presentación oficial del nuevo logotipo en Santiago, se trabajará durante toda la noche de este jueves y la jornada del viernes para cambiar la marca en todas las oficinas, cajeros y también en los recintos culturales y deportivos en los que estaba visible el logotipo de Novagalicia.

El nuevo consejo

El consejo de Abanca tendrá un único miembro ejecutivo. Se trata de Francisco Botas, consejero delegado de la entidad, y el directivo que lleva el día a día de la mayor entidad financiera de Galicia. Así consta en los documentos remitidos hoy a la CNMV. Quiere esto decir que su sueldo estará fijado en un máximo de 500.000 euros al año, incluyendo todos los conceptos.

Los otros seis consejeros percibirán un tope de 100.000 euros por ejercicio en concepto de dietas y gastos de representación. Entre estos miembros no ejecutivos están el presidente y el vicepresidente: Javier Etcheverría de la Muela y Juan Carlos Escotet. Ambos tienen carácter dominical, es decir, están en representación del principal accionista, el grupo Banesco (propiedad de Escotet). En la misma situación está Raúl Baltar, también directivo en Banesco. A estos nombres se suman tres consejeros independientes: Pedro Raúl López Jácome (persona muy cercana a Escotet), Carina Szpilka Lázaro (exresponsable de ING en España) y Miguel Ángel Capriles López (de un potente grupo empresarial venezolano).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
57 votos

Abanca, la nueva Novagalicia, quiere ser «el banco gallego en el mundo»