La rebaja para el contribuyente medio oscilará entre 30 y 40 euros al mes

La deducción autonómica al alquiler se mantendrá pese a suprimirse la estatal


Redacción / La Voz

Cuando el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció el pasado viernes una rebaja media del 12,5 % para todos los contribuyentes en el IRPF, su departamento no había facilitado aún alguno de los elementos imprescindibles para realizar el cálculo, como el importe del mínimo personal o la reducción por los rendimientos del trabajo. Desvelados ambos factores, las calculadoras han empezado a echar humo y quien más quien menos ha echado ya las cuentas para hacerse una idea de cuánto se ahorrará a partir de enero.

Según las estimaciones realizadas para La Voz por José María Mollinedo, secretario general del sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), para un contribuyente soltero con un sueldo bruto de 20.000 euros anuales -el salario medio anual en España en el 2013 ascendió a 19.608 euros, según un informe publicado en mayo por Adecco- la reforma presentada por el Gobierno, de aprobarse en los términos del anteproyecto de ley, se traducirá en una rebaja de la factura fiscal de 375,76 euros al año (31,3 euros mensuales). En el caso de un asalariado casado y con dos hijos, que presente declaración individual y con unos rendimientos del trabajo de 30.000 euros, el ahorro sería de 493,73 euros (poco más de 41,1 al mes).

Aunque, como es obvio, esa rebaja media dependerá en buena medida de las circunstancias personales de los contribuyentes, ya que las nuevas bonificaciones sociales introducidas para familias numerosas y aquellas que tienen a su cargo niños o mayores dependientes, así como el incremento de los mínimos familiares, contribuirán a reducir sustancialmente la factura fiscal. Con esta base, un contribuyente con tres hijos que presente declaración individual con un salario bruto de 40.000 euros podría ahorrarse 98,4 euros al mes; mientras que otro que tenga un hijo con una discapacidad del 40 % y unos rendimientos del trabajo de 17.000 euros, la rebaja mensual sería de 78,6, según los cálculos facilitados por el Ministerio de Hacienda durante la presentación de la reforma.

Deducciones

Una estimación que no tiene en cuenta las deducciones que se puedan aplicar los contribuyentes, apartado en el que la reforma introduce también cambios de calado, como la eliminación de la desgravación por alquiler de vivienda para los nuevos contratos firmados a partir del año que viene. Un incentivo del que se benefician casi 821.000 contribuyentes y que merma en más de 350 millones de euros anuales la recaudación por IRPF -según las estadísticas del impuesto en el 2011-, un mordisco que ahora perderá intensidad a cada año que pase, conforme se vayan extinguiendo los contratos de alquiler que mantendrán el derecho a la reducción.

En todo caso, la medida no afectará a la deducción autonómica por este mismo concepto, que permite desgravarse un 10 % de las rentas abonadas, hasta un límite de 300 euros por vivienda, a los contribuyentes cuya base imponible no supere los 22.000 euros, según confirmaron ayer fuentes de la Consellería de Facenda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La rebaja para el contribuyente medio oscilará entre 30 y 40 euros al mes