La renta per cápita gallega retrocede 8 años en comparación con Europa

En el 2013 equivaldría al 87 % de la media comunitaria frente al 95 % que representa España, y ello pese al declive demográfico que arrastra Galicia


Santiago / La Voz

Galicia ha logrado en esta crisis converger con España gracias a un menor decrecimiento económico y un comportamiento diferencial negativo en términos demográficos. Pero el ansiado objetivo de acercarnos a la media europea parece esfumarse. Es una de las grandes facturas de la recesión. La primeras estimaciones a través de los datos cruzados de Eurostat y del Instituto Nacional de Estadística revelan que la comunidad habría cerrado el pasado año 2013 con una renta per cápita equivalente al 87 % de la media de la UE. Un porcentaje que en España, en cambio, se situaría en el 95 %. Esto significa que Galicia ha retrocedido ocho años en el proceso de convergencia con Europa. Sigue por debajo del 90 %, umbral que alcanzó en el 2007, antes de la crisis, y ha perdido algo más de cuatro puntos en renta desde el 2008.

El alejamiento del nivel medio de riqueza por habitante que ostenta la UE es un problema extensible, en mayor o menor medida, al conjunto de las comunidades. Y constituye un efecto directo de la prolongada recesión. Con todo, algunas autonomías siguen por encima del promedio de renta comunitaria, como es el caso de Cataluña, Baleares, Navarra, País Vasco, Aragón y Madrid.

El hecho de que Galicia se aleje de Europa en riqueza per cápita enciende todas las luces rojas porque a favor de la comunidad juega el efecto poblacional. El deterioro demográfico ha tenido un papel determinante en la convergencia gallega con la UE a lo largo del último cuarto de siglo. La comunidad crecía levemente por encima del resto, pero su censo, a diferencia de otros territorios, se estancaba o retrocedía. Y al ser menos a repartir, como es lógico, se tocaba a más por cabeza.

Galicia y España, por ejemplo, han tenido un comportamiento económico similar a lo largo de la crisis, pero la factura en términos de convergencia con Europa es bien diferente. La comunidad gallega se sitúa en el 2013 en el 87 % de la renta comunitaria y retrocede, más o menos, a comienzos del 2006. Es decir, unos ocho años. La involución española, en cambio, es de 16. A ello ha contribuido un mayor caída del PIB pero, sobre todo, un menor deterioro poblacional.

Con el actual nivel de avance de la producción y de la generación de riqueza, con una lentitud que lo aproxima más al estancamiento que al crecimiento, surge una pregunta: ¿Cuánto tiempo tardará ahora Galicia en lo lograr el ansiado objetivo de la convergencia con Europa? Ello dependerá del ritmo de crecimiento que logre alcanzar los próximos y años y también de cómo evolucione la población. Pero, en el más optimista de los escenarios, cabría hablar de una horquilla entre los 12 y los 15 años.

El elevadísimo nivel de desempleo, la profunda devaluación salarial y su impacto en el consumo privado, además de otros factores, hacen prever que la convergencia será un camino mucho más largo de lo que se aventuraba antes de la recesión. Por ahora, en esta crisis, Galicia ha desandado ocho años y España 16. Y con un escenario de crisis en toda la Eurozona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

La renta per cápita gallega retrocede 8 años en comparación con Europa