Un 2013 negro para la obra pública en Galicia

Francisco Espiñeira Fandiño
FRANCISCO ESPIÑEIRA A CORUÑA / LA VOZ

ECONOMÍA

La inversión de las Administraciones en Galicia cae un 75 % en solo un año y se queda por debajo de los 450 milllones

15 jun 2014 . Actualizado a las 11:45 h.

La caída de la inversión ha sido aún más llamativa en los ránkings de licitaciones de obra de las distintas Administraciones, donde se ha producido un total fraccionamiento y se han registrado un sinfín de beneficiarios de contratos minúsculos, con adjudicaciones de apenas 1.812 euros.

Para la Administración central, la principal beneficiaria fue la UTE Sacyr-Neopul, que se adjudicó el contrato más goloso, por 35,95 millones de euros. Las grandes del sector dominan la tabla, con Azvi, Dragados, Acciona y Corsan en los primeros puestos.

La empresa más contratada desde Madrid fue Copcisa, con un total de seis adjudicaciones, por importe total de 1,93 millones de euros. La primera firma gallega es Puentes y Calzadas, en UTE con Azvi para obtener el segundo contrato más cuantioso, 24,1 millones. La alianza entre la pontevedresa Civisglobal y la ourensana Copasa fue la primera adjudicataria cien por cien gallega, por importe de 13,1 millones.

En el caso de la Xunta, la UTE liderada por Fergo recibió la mayor contratación 35,1 millones. Antalsis, en concurso de acreedores, participa en las UTE que se adjudicaron el segundo y el tercer contrato más cuantiosos junto a Corsán y Río Miño, respectivamente. La firma más contratada fue Arias Hermanos, con un total de seis adjudicaciones por importe de 2,57 millones.

En cuanto a la administración local, la firma con más volumen de obra adjudicada fue Civisglobal, con tres contratos por importe de 9,83 millones de euros.La empresa con más obras adjudicadas fue Covsa, segunda en esta clasificación con 32 intervenciones por valor de 6,13 millones.

La tijera ha llegado al hueso. La obra pública en Galicia firmó en el 2013 el peor año en lustros. Los recortes inversores de todas las Administraciones la han dejado en cifras casi testimoniales: apenas 443 millones de euros en 1.155 actuaciones, según los datos recabados por la Asociación Provincial de Empresas de la Construcción de A Coruña (Apecco), que preside Antón Arias.

El año más negro de la obra pública supuso una caída de casi un 75 % con respecto al 2012 -año de elecciones autonómicas-, cuando el sector registró un leve repunte y superó la cifra de los 1.600 millones de euros invertidos. En el desglose por Administraciones, se puede observar que el volumen adjudicado por la autonómica tuvo un notable ascenso: 125 millones de euros (66 en el 2012). También, subió la adjudicación en la local, 135 millones de euros (117 en el 2012). Por el contrario, hay un destacado descenso en la Administración central, 183 millones de euros (1.424 en el 2012), debido sobre todo a que ya no se licitaron actuaciones del AVE, las más cuantiosas en ejercicios anteriores.

Hay que tener en cuenta además una diferencia de 121 millones entre el precio de licitación (564 millones) y el de adjudicación (esos 443 millones).