El FROB cifra en 116.000 los afectados por las preferentes

Europa Press

ECONOMÍA

La coordinadora de plataformas de perjudicados asegura que hay unos 200 millones sin devolver a 20.000 ahorradores

13 jun 2014 . Actualizado a las 19:12 h.

Un informe del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) eleva a 116.000 el total de afectados por preferentes y subordinadas en Galicia frente a la cifra de 80.000 que se estimaba existente en la Comunidad, a los que falta por devolver «unos 200 millones» de su dinero, según ha informado este viernes, Xesús Domínguez, representante de la coordinadora de las plataformas gallegas de perjudicados. Así, Domínguez se ha remitido a un informe del FROB del mes de enero para denunciar que «los datos que se manejaban son aún más sangrantes, pues no eran 80.000 los afectados, sino que el FROB habla de 116.600 personas afectadas por las cajas de ahorro de Galicia».

Tras destacar que el 99,6 % de las sentencias son favorables a los perjudicados, Domínguez ha señalado que «aún quedan más de 20.000» afectados sin recuperar sus ahorros y «más de 200 millones de euros por devolver a sus legítimos dueños». De este modo, los afectados han recuperado unos 1.400 millones de euros y espera que cuando se resuelvan todas las demandas se llegue hasta los 1.600 millones recuperados --de los cuales 496 millones se corresponden con los procesos de arbitraje--, si bien el dinero estafado asciende a «1.831 millones», ya que existen cantidades correspondientes a intereses que apuntan que se han perdido en los diversos mecanismos por los que se reintegró el dinero.

Este viernes la coordinadora de plataformas se ha reunido con los grupos parlamentarios gallegos para ofrecerles un balance de su situación actual. Tras ello, Domínguez ha defendido que «la solución debe ser global», del «cien por cien» del dinero a todos los perjudicados. «No debe quedar ni un sólo millón de euros y muchos menos 200 millones en manos ajenas a sus legítimos dueños», ha subrayado. Asimismo, en declaraciones ante la prensa, Xesús Domínguez ha denunciado «un proceso de arbitrajes arbitrario», que «se fue cerrando y abriendo» en el tiempo sin explicaciones.