Gas Natural renovará este año un tercio de los contadores en Galicia

La eléctrica prevé sustituir 535.000 del millón y medio de aparatos


redacción / la voz

El Gobierno ha empezado a construir la casa por el tejado. El nuevo sistema de fijación de precios de la energía, que entrará en vigor el 1 de julio, tendrá en cuenta la evolución del mercado diario de electricidad. La ventaja de aplicar esa referencia es que los consumidores pueden aprovechar las horas más baratas (a media tarde y de madrugada, cuando baja la demanda) para poner la lavadora o la secadora y, al mismo tiempo, evitar los momentos del día en que la luz es más cara. Pero para que estas prácticas sean posibles son imprescindibles unos contadores inteligentes (digitales) conectados a un sistema de telegestión. Y resulta que esos aparatos que facturan el consumo a cada instante casi nadie los tiene aún instalados. La mayoría de los usuarios cuentan con medidores analógicos, antiguos, que no valen para procesar información tan detallada.

Hay un plan del Gobierno para que todo el parque de contadores de España (28 millones de aparatos) esté renovado en diciembre del 2018, es decir, cuatro años después de que se aplique el nuevo método de fijación de precios de la energía.

Pero el cambio de los medidores de consumo eléctrico, a lo que las empresas están obligadas, ha empezado ya, dado que se acometerá de forma paulatina.

Gas Natural Fenosa, principal comercializadora y distribuidora de electricidad en Galicia, con 1,5 millones de clientes, está llevando a cabo el plan de despliegue de redes inteligentes. Según datos facilitados por la empresa, en Galicia ha renovado ya 380.000 aparatos digitales y tiene previsto que a finales de este 2014 estén colocados 535.000, es decir, un tercio de todos los que tiene que cambiar. Del total de medidores digitales que habrá en Galicia cuando acabe este año, 264.000 estarán en la provincia de A Coruña; 161.000 en Pontevedra y 111.000 en Ourense. El despliegue en la provincia de Lugo comenzará en el 2015 y terminará al año siguiente. En ese tiempo, Gas Natural Fenosa instalará allí 85.000 contadores.

La renovación de aparatos en la provincia lucense la completará la empresa Begasa, propiedad de E.On y Gas Natural.

Más allá del 2014, la compañía no ha elaborado los planes anuales de despliegue hasta el 2018.

Una inversión de 90 millones

La firma eléctrica cifró hace unos meses en 90 millones de euros la inversión precisa para renovar 1,5 millones de aparatos en Galicia. Son 60 euros por equipo.

Esos 380.000 gallegos que ya cuentan con aparatos digitales estrenarán el nuevo sistema de fijación de precios de la energía equipados adecuadamente, pero, de momento, de poco les servirán los medidores inteligentes. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el regulador del mercado eléctrico, todavía tiene que elaborar un reglamento técnico con instrucciones sobre el sistema informático de telegestión que coordinará los datos enviados por los contadores inteligentes. Cuando la CNMC haga ese reglamento, aún lo tendrá que revisar el Gobierno y darle su visto bueno. De esta manera, el sector calcula que los medidores digitales no empezarán a funcionar a pleno rendimiento hasta dentro de varios meses.

El millón largo de gallegos que todavía no disponen de contadores analógicos no tienen que efectuar trámite alguno para que su compañía les renueve los aparatos. Será la propia empresa la que se ponga en contacto con ellos cuando le llegue el turno para concertar una cita para realizar la renovación. Durante ese proceso el suministro eléctrico se interrumpirá durante un instante.

El cliente tampoco tiene que pagar nada por el cambio. Pero debe saber que el alquiler será más caro: 0,81 euros, en lugar de 0,54. La Unión de Consumidores de Galicia recomienda alquilar el aparato y no comprarlo (que también es otra opción) porque si se avería lo repara la compañía totalmente gratis.

Votación
3 votos

Gas Natural renovará este año un tercio de los contadores en Galicia