La crisis llevó a las grandes empresas del Ibex a adelgazar su pasivo total

A pesar de la remontada, las compañías aún tienen que hacer frente a 661.430 millones de euros


madrid / colpisa

El mensaje de que había que reducir la pesada losa de la deuda en España -más de 3,3 billones al cierre del 2013 tras una incesante subida durante el último decenio, hasta llegar a suponer el 328,6% del PIB- ha calado entre las empresas, aunque no así en el sector público, responsable de más de un tercio de ese lastre. Las cifras resultan elocuentes: mientras la deuda de las principales administraciones (Estado, autonomías y ayuntamientos) repuntaba un 7 % en el primer trimestre hasta los 990.500 millones -casi el 97 % del PIB-, el pasivo empresarial seguía recortándose y quedaba en 1,05 billones, 270.000 millones menos. En el saldo vivo de sus emisiones de deuda (lo que queda por amortizar), las compañías aún tienen que hacer frente a 661.430 millones de euros, según el último cierre del mercado. Lo positivo es que este montante es un 18,5 % inferior al que se registraba hace un año; es decir, casi 151.000 millones menos, y la previsión de los analistas es que continúe a la baja lo que resta de año.

Apretarse el cinturón

Si nos remontamos al 2012, el ajuste es de casi 220.000 millones, una cuantía similar al crecimiento de los números rojos del sector público en ese tiempo. A su vez, los hogares han soltado lastre por valor de 64.000 millones de euros, un 7,6% menos. Aunque las más cumplidoras al apretarse el cinturón han sido las grandes empresas no financieras, es decir, las componentes del índice selectivo Ibex-35 -salvo los bancos-. De marzo del 2013 a marzo del 2014, han adelgazado su deuda en 20.585 millones -sin contar el emporio de Inditex, que se mueve en un ejercicio fiscal distinto y cerró el último con un superávit de 4.000 millones-, un 10,9 % menos, hasta los 168.993 millones. Casi la mitad del ajuste fue obra de Telefónica -aún la más endeudada entre esa élite, con 42.724 millones-, con 9.085 millones menos (-17,5 %), seguida de Iberdrola (3.990 millones, -13,4 %).

No obstante, las dos compañías que más sanearon sus balances fueron Sacyr y Repsol, con un -32 % (2.759 millones menos) y un -31,5 % (2.173 millones), respectivamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La crisis llevó a las grandes empresas del Ibex a adelgazar su pasivo total