La flota gallega no aprecia caída de precios en la costera de la anchoa

Redacción / La Voz

ECONOMÍA

La bajada del consumo por el anisakis no afecta a las cotizaciones

14 may 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

El Gobierno vasco encendió la llama y luego trató de sofocarla. Avisó de la presencia del parásito anisakis en un porcentaje muy elevado en la anchoa del Cantábrico capturada la semana pasada. Esta advertencia provocó una caída del consumo, según reconocieron las mismas autoridades sanitarias tras efectuar un sondeo en las pescaderías. Y ello a pesar de que los mismos que lanzaron la alerta subrayaron que cocinado o congelado, e incluso en conserva, el pescado no presenta problema alguno para la salud humana porque el parásito muere.

Pero el mal parecía hecho. Sin embargo, Eduardo Carreño, responsable de la cofradía de Portosín y al mismo tiempo marinero del sector del cerco y participante en la costera de la anchoa, confirmaba ayer, desde el País Vasco, que la caída del consumo de ese pescado no había tenido ninguna repercusión en la actividad pesquera. Al menos, ayer, precisó, cuando los precios se mantuvieron igual que los de la semana pasada. Ese es un buen termómetro para medir la salud de la campaña, pues si cae la demanda se desploman también las cotizaciones.

Carreño añade, además, que el ritmo de capturas también se mantiene, aunque sí han bajado ligeramente, algo que el marinero achaca al cambio de tiempo.