Los sindicatos piden menos propaganda y más inversión

Critican el austericidio, que está llevando a los ciudadanos a un «sacrificio inútil». Recuerdan que hay «gente que pasa hambre».


Miles de gallegos slaieron este jueves a las calles para reclamar al Gobierno empleo de calidad y el fin de la austeridad y de la precariedad laboral. Las marchas, convocadas por UGT y CC.OO., por un lado, y la CIG por otro, transcurrieron sin incidentes por las principales poblaciones gallegas. La principal tuvo lugar en Vigo, donde los responsables sindicales exigieron medidas para fomentar el empleo y que el Gobierno ponga fin a la propaganda y al «austericidio».

Numerosos cargos socialistas, del BNG y de AGE participaron en las marchas. Los socialistas José Blanco y José Ramón Gómez Besteiro coincidieron con Yolanda Díaz, de AGE, en la marcha de UGT y CC.OO. en Vigo. Otros compañeros de formación de la diputada ferrolana, como Xosé Manuel Beiras o la candidata al Parlamento europeo Lidia Senra acompañaron la mitad del trayecto a la marcha alternativa de la CUT y la CGT, mientras que acabaron la protesta acompañando a la CIG.

El secretario general de CC.OO. en Galicia, José Manuel Sánchez Aguión, habló de un Primero de Mayo «reivindicativo» ante un «recorte de derechos sin precedentes» que aboca a «miles de trabajadores» a la «miseria social». Sánchez Aguión hizo hincapié en «la gente que pasa hambre» y a la «desnutrición infantil», y criticó que los políticos sigan gobernando «de espaldas a la mayoría social». Sobre el objetivo del Gobierno de generar 600.000 puestos de trabajo en dos años, señaló que es «absolutamente imposible» conseguirlo con las actuales políticas económicas y de empleo, y calculó que de no haber cambios no se tardarían menos de dos años en volver a los niveles de antes del estallido de la crisis.

José Antonio Gómez, líder de UGT en Galicia, consideró que las políticas de austeridad están llevando a la sociedad a un «sacrifico insoportable e inútil» que ni siquiera, añadió, está sirviendo para reducir el déficit público. «Es el momento de que los gobiernos reflexionen y cambien de estrategia», recalcó el secretario general de UGT en Galicia, habida cuenta de que la UE indica que «tener empleo en España no es garantía para salir de pobres». Propuso como alternativa inversión pública «productiva» y el refuerzo de la protección social, a la vez que «menos propaganda y más propuestas» por parte del Gobierno.

El líder de la CIG, Suso Seixo, fue más allá y pidió la dimisión del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, «por una cuestión de dignidad».

«Váiase dunha puñetera vez», clamó Seixo, quien censuró «as manipulacións e as mentiras» del presidente gallego, «incapaz» de ofrecer alternativas para mejorar las cifras del paro y que además «desprecia a miles de galegos que viven nunha situación precaria».

Suso Seixo (CIG) criticó el «contexto tremendamente recesivo» en cuanto a los derechos e intereses de la clase trabajadora como consecuencia de las políticas de ajuste aplicadas en España y en Galicia. Seixo recordó la querella por estafa que interpondrá la CIG contra los directivos de las cajas y añadió que estos «no son lo únicos delincuentes económicos que hay que llevar a la Justicia», sino que también habría que incluir a los actores políticos que permitieron la comercialización irregular de preferentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

Los sindicatos piden menos propaganda y más inversión