Recuperación y pensiones


La pasada semana dejaba dos preguntas en el aire sobre lo que nos podría deparar la EPA del primer trimestre de este año. La primera era si habríamos dejado de destruir empleo en los últimos doce meses. Como la respuesta es negativa (hemos perdido 80.000 empleos) aún no podemos imaginar cuándo recuperaremos los dos millones de puestos que se han destruido en España desde que se inició esta legislatura. Cuándo podremos estar en el mismo punto, en lo relativo al empleo, en el que el actual Gobierno cogió los mandos de la política económica.

Y esta es la cuestión más relevante ahora que se vende una recuperación del PIB, recuperación que, según el ministro de Economía, va a durar este año y el que viene. Pues mientras encadenemos trimestres con caídas del empleo de muy poco vale consolarse con que la bajada es menor que la del año pasado por estas fechas y, aún menos esconderse detrás de una cifra de caída del paro estimado que solo representa población emigrada fuera de España o población desanimada que abandona el mercado de trabajo y la población activa.

Y aún si, cuando se conozcan, los datos de ocupados desestacionalizados no fueran tan malos (cosa que sugiere la serie de afiliados la Seguridad Social entre los meses de noviembre y febrero) seguimos sin ver la salida de un túnel que, entre otras cosas, ha obligado a disponer de 26.000 millones de euros del Fondo de Reserva de la Seguridad Social en solo la mitad de esta legislatura. A este ritmo nos fumaremos lo que queda de dicho fondo en la mitad restante. Para entrar en tierras desconocidas. Y para regocijo de los amigos banqueros del ministro de Economía, Luis de Guindos, que venden planes privados de pensiones.

Solo podremos hablar de una recuperación económica útil, para frenar el colapso social al que se dirige a toda velocidad la economía española, cuando nos situemos en cifras de crecimiento de la ocupación por encima de los 200.000 en un trimestre y de forma sostenida. Y eso solamente para volver a estar en el punto en el que estábamos cuando Mariano Rajoy llegó al palacio de la Moncloa.

Por Albino Prada Profesor de Economía en Vigo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos

Recuperación y pensiones