Contra «las caras golosinas» a los trabajadores españoles


Nueva York / Corresponsal

Mientras Fitch mejora la nota a España, el jarro de agua fría al Gobierno le llegó ayer a través de un artículo de opinión del diario económico The Wall Street Journal.

El argumento principal del rotativo neoyorquino es que si España continúa con la política económica de los últimos años, el crecimiento que ha empezado a experimentar será solo un espejismo. Porque lo que sucedió antes, recuerda, se debió solo al crédito barato.

Aquí entra de lleno a criticar algunos de los aspectos de la estructura laboral y la política empresarial. Sobre la primera asegura que ahora «es un poco más fácil y más barato el despido», pero critica duramente que los trabajadores españoles todavía tienen derecho a «quince días de vacaciones por matrimonio, indemnizaciones obligatorias en los despidos, sean o no procedentes y otras caras golosinas». En cambio, señala que los impuestos que pagan las compañías españolas son «el 58,6 % de todos sus beneficios». Y además explica que el proceso para poner en marcha una empresa en España requiere el doble de requisitos y tiempo que la media de los países de la OCDE. Y estas dos realidades son las que hacen que «las empresas sigan siendo reacias a invertir y contratar en España».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Contra «las caras golosinas» a los trabajadores españoles