El Círculo de Empresarios pide sueldos inferiores al mínimo para los «ninis» y rebajar el despido a 18 días

Europa Press

ECONOMÍA

Piden una «segunda vuelta» de la reforma laboral y una rebaja de cotizaciones para las empresas en el marco de la reforma fiscal

24 abr 2014 . Actualizado a las 14:57 h.

La presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, ve «claros síntomas» de recuperación económica, aunque «insuficientes», y propone para acelerar la creación de empleo sueldos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para los trabajadores menos cualificados y reducir la brecha del coste del despido entre los trabajos temporales y los indefinidos «bunkerizados» hasta el entorno de los 18 días por año, en línea con otros países de la UE. Durante un desayuno informativo organizado por el Club Internacional de Prensa, De Oriol ha pedido así al Gobierno una «segunda vuelta» de la reforma laboral que habría de ir acompañada, también para apuntalar la recuperación, de una mayor reducción de empleos en la Administración Pública y de una rebaja de cotizaciones para las empresas en el marco de la reforma fiscal. Concretamente, De Oriol apuesta por mantener el SMI para los trabajadores «a partir de cierta cualificación o que cumplan un programa de formación dual» en la empresa.

Para ni-nis «que no sirven para nada»

De Oriol ha recordado que tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, alrededor de un millón de personas, muchos de ellos jóvenes, han quedado sin trabajo ni cualificación («ni-nis»), pero no considera acertado que la normativa obligue a pagar a estos trabajadores, «aunque no valgan para nada», un salario mínimo «que no producen». Ahora bien, ha señalado que «todos compramos cuando lo que se nos ofrece es a precio razonable».

Asimismo, la presidenta del Círculo de Empresarios considera necesario seguir reduciendo la brecha entre el coste del despido de los trabajos indefinidos «blindados» -33 días por año en caso de improcedencia- , que hacen que «en España sea más complicado romper una relación laboral que un matrimonio», y los temporales -12 días por año-, que acaban siendo los usados por las empresas. «Se está fomentando la rotación laboral desde el marco regulatorio», según De Oriol, quien propone reducir esta brecha para aproximar el coste de los despidos a los 18 días que existen en países de la UE.