Fitch prevé que la UE sufrirá un «trastorno sustancial» si Rusia corta el gas

La agencia de calificación destaca que la UE tendría «grandes dificultades» para encontrar fuentes alternativas de energía


La economía europea y su industria sufrirán un «trastorno sustancial» si Rusia corta el suministro del gas, según estimó el miércoles la agencia de calificación de riesgos Fitch, que considera poco probable un embargo gasista prolongado por parte de Moscú.

A corto plazo, de acuerdo con un informe de la auditora difundido el miércoles, la Unión Europea (UE) «sufriría cortes de gas y altos precios» por «la limitada capacidad» de la mayoría de países miembros para «reducir la demanda» y lograr fuentes de energía alternativas y nuevas vías de transporte.

Más viable es que Rusia presione cerrando los gasoductos que circulan por Ucrania, una medida ante la que Europa estaría bien preparada por sus «grandes reservas estratégicas» y por el gasoducto Nordstream, que une directamente Rusia y Alemania.

Que esta hipotética medida de presión por parte de Moscú se prolongue en el tiempo es una variante de «baja probabilidad», según Fitch, porque eso precisaría un «severo deterioro» de la crisis con Ucrania, aunque tendría un «alto impacto» ya que Rusia suministra el 27 % del gas que consume Europa.

Los expertos de Fitch destacan que Europa tendría «grandes dificultades» para encontrar «fuentes alternativas» porque los productores cercanos, en el norte de África, no tienen esa capacidad de generación y porque la UE adolece de las instalaciones precisas para recibir gas licuado procedente de otros enclaves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Fitch prevé que la UE sufrirá un «trastorno sustancial» si Rusia corta el gas