«El Banco Gallego estaba en mínimos de subsistencia»

Las decisiones de crédito, anuncia, las tomará cada responsable de zona


redacción / la voz

El madrileño Juan Moríñigo fue el primer directivo del Sabadell en cruzar las puertas del Banco Gallego. Llegó a Galicia hace un año, el mismo día en que el FROB adjudicó la entidad al gigante bancario catalán. Ahora es el responsable regional de este Sabadell Gallego que quiere convertirse en un actor relevante de la economía de la comunidad. «Vimos que era un banco lleno de posibilidades, pero que faltaban clientes, que estaba sin plan de negocio, sin productos. Y en Galicia era más notable todo esto: el banco llevaba tres años parado, en retirada», dice.

-Tres años parado es mucho tiempo, y mucho cliente que se terminaría yendo del banco...

-Sí, hubo una pérdida de clientes y de depósitos. El banco estaba en mínimos de subsistencia. Pero lo cierto es que se habían ido todos los que querían, y los que quedaban eran los más fieles. Es decir, menos no iba a haber. El Gallego, en todo caso, no era viable por sí solo, ni como matriz ni como filial de NCG.

-Hay un ERE para 140 empleados. ¿Cómo avanza?

-Ya se ha terminado. Ahora en Galicia necesitamos gente. El ERE, al ser por edad, ha afectado más a Galicia, porque era donde estaba la plantilla más envejecida, y prácticamente todas las prejubilaciones se han hecho aquí. Por eso necesitamos gente para venir a Galicia. Hemos hecho una oferta a toda la plantilla para que quien quiera se venga a Galicia a vivir y a trabajar. Ha habido 30 traslados, y quedan 80 vacantes. Si no se cubren, tendremos que contratar.

-¿Y el ajuste de oficinas?

-También está terminado. Tras quince integraciones de oficinas, nos queda una red con 130 en Galicia, y dos centros de banca privada. No nos hemos ido de ningún municipio, solo hemos fusionado, y hecho un esfuerzo por remodelar todas las oficinas, meterles cajeros, abrir todas a tiempo completo... Había algunas sucursales de la época de Esteso y Pajares. Estamos confortables con 130 oficinas, pero nos gustaría abrir más, sobre todo en las siete grandes ciudades, y en algunas zonas rurales.

-Entonces, han acabado el ERE, renovado el equipo directivo, ajustado las oficinas, creado un consejo consultivo... Ya está el banco como quieren. Ahora, a dar crédito, ¿no? Es lo que dicen...

-Ya hemos empezado. Tenemos un plan, llamado Ya, que es llenar las oficinas de clientes y de inversión. En los últimos doce meses llevamos un crecimiento de crédito del 12 %. Y ese es el ritmo que tenemos que mantener, en hipotecas, crédito a empresas, a pymes, autónomos... Cuando me preguntan: ??¿Vosotros dais crédito??? Yo respondo: ??Entre en una de nuestras oficinas y compruébelo??. Es la mejor prueba que podemos dar. En Galicia tenemos un comité de riesgos que decide la política crediticia en Galicia, y no se toman aquí [en la sede central de A Coruña], sino que esas decisiones están descentralizadas. Las operaciones hasta 10 millones se deciden en la dirección regional, y yo he delegado esa autonomía en las direcciones de zona.

-¿A qué nichos de mercado llegan ahora gracias al Gallego?

-Las pymes, los comercios y autónomos, la zona rural... O el sector primario, para el que hemos creado una unidad específica, con un directivo exclusivamente para llevar ese negocio, desde pesca hasta forestal, ganadería... Y está yendo como un tiro. Queremos coger el negocio que otros no pueden atender, y darles el servicio de Sabadell Gallego. Tenemos una capacidad de crecimiento tremendo aquí. Tenemos producto, conocimiento, ganas y plantilla con ganas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

«El Banco Gallego estaba en mínimos de subsistencia»