Banesco cerró el año con un beneficio de 1.200 millones

El futuro dueño de Novagalicia incrementó un 52 % sus créditos y repartirá 420 millones de euros a sus accionistas


Redacción / La Voz

Banesco, el primer grupo financiero privado de Venezuela y uno de los mayores de América Latina, cerró el ejercicio del 2013 con un beneficio neto tras impuestos de más de 1.200 millones de euros (10.600 millones de bolívares venezolanos, o 1.680 millones de dólares). Es una ganancia que en España lo colocaría en el grupo de los tres mayores bancos. Pero, por ahora, su negocio en este país se ciñe a una pequeña entidad, el Banco Etcheverría. A partir de mayo incorporará a su negocio a Novagalicia, banco que le supera en tamaño (25.000 millones en activos, frente a 52.000), pero con una rentabilidad más limitada (NCG ganó 18 millones, tras un fortísimo saneamiento de más de 1.000 millones).

Los datos proceden del informe anual que acaba de hacer público la entidad venezolana. Para Banesco, el 2013 no fue un curso cualquiera: a finales de diciembre el FROB le adjudicó Novagalicia en una subasta. La adquisición está aún pendiente del plácet de Bruselas.

Banesco pagará 1.003 millones de euros por la primera entidad financiera gallega. Lo hará en cuatro plazos, firmados con el FROB: 313 millones en la fecha en que se ejecute la operación (se espera que sea en mayo); otros 100 el 30 de junio del 2016; 200 más el 30 de junio del 2017; y 300 millones el 30 de junio del 2018. Los 90 millones restantes se corresponden al pago por la cartera de fallidos, que se abonarán en el primer plazo.

Al cierre del 2013 la entidad tenía una cartera de créditos de 11.600 millones de euros, según sus datos. Es la mitad, prácticamente, del volumen de dinero prestado que tiene en su balance Novagalicia. Pero le rinde mucho más, por un motivo principal: los intereses en Venezuela son del 20 % y del 40 % para los créditos hipotecarios y personales, respectivamente. Esos 11.600 millones prestados suponen casi un 60 % más de lo que dio Banesco durante el 2012.

Con esa ganancia, la entidad ha decidido aprobar un reparto de dividendos de 420 millones de euros entre sus accionistas. Son unos 40.000, todos venezolanos, sobre todo empleados del banco, aunque el grueso del capital está en manos del fundador, Juan Carlos Escotet.

El debate político

Mientras, la venta de NCG enfrentó ayer al PP y a la oposición en el Parlamento de Galicia. El grupo mayoritario tumbó una propuesta para que el Ejecutivo explique por qué se han perdido 8.000 millones con la venta de esta entidad; NCG recibió algo más de 9.000 millones en tres tandas diferentes de ayudas públicas. El PP recordó que la operación fue «pública e transparente, mediante puxa», y que Banesco ganó porque «presentou a mellor oferta».

Votación
4 votos

Banesco cerró el año con un beneficio de 1.200 millones