El fondo dueño de R se hace con la primera aceitera mundial

CVC Capital Partners ofreció 439 millones por la empresa andaluza Deoleo, que comercializa marcas como Carbonell o Koipe

Europa Press

El fondo de inversión británico CVC, propietario de la operadora gallega de telecomunicaciones R, se ha convertido esta tarde en accionista mayoritario de la primera comercializadora mundial de aceite, la empresa andaluza Deoleo. La compañía líder mundial del aceite mantiene así su carácter español, ya que permanecen en el accionariado CaixaBank (5,28%), Unicaja (10%), Kutxabank (4,8%) y Dcoop (9,9%), mientras que Bankia, que tenía 16,5% y Banco Mare Nostrum (4,8%) venden su parte de Deoleo.

La oferta presentada por CVC Capital Partners ya partía como favorita al al ofrecer un total de 439 millones de euros por el 100% de la firma, a razón de 0,38 euros por acción. Además, incluía una ampliación de capital de hasta 150 millones de euros y la concesión de un crédito puente de 470 millones de euros para reestructurar su deuda (cifrada en unos 472 millones de euros)

El fondo CVC cuenta con inversiones por unos 50.000 millones de dólares (36.000 millones de euros) y en España, además de la operadora de cable R, también es accionista de otras seis empresas: Abertis, Cortefiel, el grupo papelero Lecta (antes Torraspapel), el de restauración Zena (dueño de cadenas como La Vaca Argentina, Foster's Hollywoood o Cañas y Tapas) e Idcsalud.

Deoleo, que aglutina marcas conocidas tanto nacionales (Carbonell, Hojiblanca o Koipe) como extranjeras (las italianas Bertolli o Carapelli), cerró el ejercicio 2013 con un beneficio neto de 20 millones de euros, frente a los 'números rojos' de 245,6 millones de euros del año anterior motivados por la decisión de abordar el deterioro contable de determinados activos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

El fondo dueño de R se hace con la primera aceitera mundial