Cerrando un bienio negro: 2011-2013


Las primeras estimaciones de la contabilidad regional del INE para el año pasado permiten hacer un diagnóstico del, esperemos, ejercicio que cierra un auténtico bienio negro.

Nuestras economías (el conjunto de la española, y la gallega en particular) padecieron una recesión, en un punto del PIB, que nos sitúa muy lejos del crecimiento de países como el Reino Unido o EE. UU. que se mueven en otra galaxia monetaria y fiscal. Pero, sobre todo, muy por debajo de una media europea que salva el año 2013 apenas estancada. Lo que implica pérdida de convergencia.

En ese bienio negro acabamos cayendo apenas algo menos que otros países europeos que vienen siendo rescatados o vigilados por la troika y los mercados: Grecia, Italia o Portugal. Formamos, por tanto, un grupo de esforzados cumplidores de sus políticas con un resultado, de momento, deprimente.

En este panorama, si bien el conjunto del bienio es para olvidar, Galicia parece acusar algo menos el batacazo (esta es la buena noticia), aunque, y esta es la mala, acabemos el 2013 muy cerca de la caída media del conjunto de España. Si hacemos caso de las estimaciones sectoriales del INE, aquella buena noticia tendría que ver con nuestro mejor comportamiento industrial (y aquí Inditex y Citroën son decisivos) en los mercados exteriores, pues en construcción, comercio o sector financiero las cosas son igual de negras.

Para que aquella mala noticia no destruya la buena será decisivo que en este 2014 sigamos buscando nuestro futuro, y nuestra salida de la recesión, en los mercados de fuera de España. También con el turismo exterior.

Para mejorar nuestra comprensión y diagnóstico de esta coyuntura económica regional es grato dar hoy la bienvenida a un informe trimestral de coyuntura de la economía gallega. Se trata del elaborado por el Foro Económico de Galicia (coordinado nada menos que por Fernando González Laxe). Ya se puede consultar en la dirección de Internet http://www.foroeconomicodegalicia.es/informe-de-conxuntura.

Votación
20 votos

Cerrando un bienio negro: 2011-2013