Europa ya no puede faenar en Guinea Conakry


El Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) publicó anteayer la decisión del Consejo de declarar a Belice, Camboya y Guinea Conakry países no cooperantes en la lucha contra la pesca ilegal. Y desde ayer ya no se pueden importar productos pesqueros de ese país y la flota comunitaria no puede faenar en sus aguas, ni siquiera con licencias privadas. Esa prohibición cierra las puertas del país africano a 5 cefalopoderos gallegos, a varios marisqueros y a más de una decena de barcos atuneros con tripulación gallega. Todos esos esperan que prosperen alguna de las otras vías que la Comisión explora para conseguir caladeros para la flota comunitaria.

Senegal

Por el buen camino. Senegal y la UE no habían vuelto a hablar de pesca y pacto desde el 2006, cuando expiró un acuerdo que permitía trabajar en ese país a 95 barcos españoles. Ahora han retomado la interlocución y, tras dos rondas de negociación, «parece que las cosas van por buen camino», explicó Javier Garat, secretario general de la patronal Cepesca. Desafortunadamente, en ese virtual protocolo que puede salir de las conversaciones entre Bruselas y Dakar no habrá licencias ni para cefalopoderos ni para palangreros -ya están allí con sociedades mixtas-, pero sí se prevé dar entrada a dos o tres barcos para hacer una pesca exploratoria de la merluza negra con arrastre demersal, que podrían servir de avanzadilla a otras embarcaciones que se sumarían a tenor del resultado. Así, tendrían cabida los cefalopoderos -por supuesto, adaptados- y faltaría por conseguir que se pudiesen comercializar las capturas accesorias de pulpo y marisco.

Marruecos

A punto de regresar. Se espera que los barcos pueden volver a faenar allí en abril. Mientras, se está a las puertas de una comisión mixta del protocolo en la que Europa volverá a pedir que se puedan comercializar el by-catch (capturas accesorias) de cefalópodos y marisco. Y es que Bruselas por fin captó la contradicción que supone obligar a tirar esos ejemplares cuando acaba de aprobar una política que apuesta por reducir los descartes.

Cabo Verde

Problema con los tiburones. Renovar con Cabo Verde se está complicando. En las dos rondas de negociación, Praia no se apea de su empeño en establecer un total admisible de capturas (TAC) que ni siquiera la Iccat, la organización que regula la pesca de pez espada y tiburones en el Atlántico, ha establecido. Además, quiere obligar a los atuneros a descargar allí, cuando no tiene infraestructuras adecuadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Europa ya no puede faenar en Guinea Conakry