Adhesión masiva en Galicia al plan de ajuste de Coca-Cola para asegurar la indemnización máxima

G. L. Redacción / La Voz

ECONOMÍA

Tras fracasar en su intento de pactar un ERE, abrió un plazo para que los trabajadores se apuntasen a un plan de recolocaciones, bajas incentivadas y prejubilaciones

15 mar 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

El temor a perder el puesto de trabajo o a ver rebajada la indemnización por despido ha sido un reclamo infalible para Coca-Cola Iberian Partners, embotellador único de la multinacional de refrescos en España que, tras fracasar en su intento de pactar un ERE con los sindicatos, abrió un plazo para que los trabajadores se apuntasen de forma voluntaria a un plan de recolocaciones, bajas incentivadas y prejubilaciones.

El plazo acabó ayer y, según explican los sindicatos, la adhesión ha sido casi total en Galicia entre los trabajadores de los departamentos administrativos afectados -no se prevén recortes en fábrica-, donde la empresa había cifrado en 102 los puestos de trabajo de los que prevé prescindir. Según los representantes de los trabajadores, 25 de los 29 empleados que se podían acoger a la prejubilación la han solicitado, mientras que los restantes pertenecen a departamentos no afectados por el ERE, aunque esperan que la empresa se avenga a abrirles esa puerta de salida.

Respecto al resto de la plantilla, los sindicatos explican que la práctica totalidad de los amenazados por el recorte han optado por apuntarse para solicitar la recolocación, una de las vías que ofrecía la empresa, y así intentar blindar su puesto de trabajo. Pero lo hacen, además, porque en el caso de que luego se les deniegue esa recolocación, si no existen puestos para cubrir esas peticiones, podrían acceder a una baja incentivada en las condiciones más altas de las que ofrece la empresa -45 días por año trabajado y un tope de 42 mensualidades-, que había advertido de que quien no se apuntase voluntario y luego fuese despedido saldría en unas condiciones sustancialmente más bajas: 33 días por año y un tope de 24 meses de salario.

La tendencia ha sido similar en toda España donde, según informa Europa Press, más de 1.600 trabajadores de Iberian Partners se han adherido al plan de ajuste, por encima del objetivo de recorte, fijado en 1.193 empleados, aunque la empresa descartó confirmar ninguna cifra hasta principios de la próxima semana.