Hacienda permitirá aplazar pagos del IRPF solo si peligra la empresa

Ana Balseiro
ana balseiro MADRID / LA VOZ

ECONOMÍA

Montoro ha puesto coto a una medida que venían empleando masivamente las empresas.
Montoro ha puesto coto a una medida que venían empleando masivamente las empresas. paco campos efe

Eliminó en enero este modo de financiación del que abusaban las firmas

13 mar 2014 . Actualizado a las 09:46 h.

Se acabaron los aplazamientos para el pago de las retenciones del IRPF por parte de las empresas. La Agencia Tributaria puso fin el pasado 1 de enero a esta fórmula que, desde el 2009, usaban masivamente las empresas como vía de financiación fácil y barata (el interés de demora aplicado es del 5 %) ante el grifo cerrado de la banca.

Esta medida supone volver en la práctica a la situación previa a la crisis, cuando Hacienda únicamente permitía los aplazamientos y fraccionamientos de pago en materia de retenciones del IRPF en casos excepcionales y no casi como norma, como ocurrió entre el 2009 y el 2013. A partir de ahora, solo se autorizarán «si queda suficientemente acreditado que la no concesión pueda afectar sustancialmente al mantenimiento de la capacidad productiva o al nivel de empleo del solicitante, o bien producir un grave quebranto para los intereses de la Hacienda Pública», según fuentes de la Agencia Tributaria.

Tanto la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) como su homóloga de Técnicos (Gestha) llevaban tiempo advirtiendo de que la flexibilización de los criterios que posibilitó el uso masivo de los aplazamientos de las retenciones acabarían suponiendo un importante problema para las arcas públicas.